El sueño hondureño

Qué dicha tan grande
nacer en Honduras
cómo lo desearan
todas las criaturas

Tal es la letra de la “Canción de Cuna para un Hondureño” de Presentación Centeno.

Suena bastante irónica para cualquiera familiarizado con el acontecer de este país. Y más en vista de la cantidad de inmigrantes hacia Estados Unidos y otros países. Parece que los hondureños hubieran preferido haber nacido yanquis o europeos.

El sueño americano. Los dólares (dolores) son tentadores. El consumismo.

Según recientes declaraciones del embajador Charles Ford en el programa 30/30, el 70% de los “mojados” capturados en la frontera entre Estados Unidos y México son mexicanos. Esto no es nada sorprendente. Lo que llama la atención es que el 20% son hondureños. Una cifra bastante alta. Ciertamente para reflexionar. ¿Qué pasa con Honduras que tantos hondureños quieren irse? Aun dejando atrás sus familias y su entorno cultural.

Pero hay un sueño hondureño. Aunque parezca paradójico, hay un flujo contrario de extranjeros que vienen a vivir con nosotros. Vienen de Estados Unidos también. Y les gusta vivir aquí. Vienen en busca de tranquilidad, huyendo del trajín incesante.

Es hora de valorar lo que tenemos, en vez de quejarnos por lo que no tenemos. Hay que pensarlo dos veces antes de lanzarnos en busca de espejismos.

Referencias
Artículo publicado en La Tribuna del 24 de Junio del 2007. El artículo habla de una mujer norteamericana que vivió en Honduras.

3 pensamientos en “El sueño hondureño

  1. Ardegas

    Hola David:

    Dices:

    Creo que el desempleo, la disminución del poder adquisitivo y los bajos salarios podrían estar entre las causas de que muchos hondureños busquen oportunidades en USA

    Pero eso no solo es un problema de Honduras. Están otros países de Centroamérica que no tienen tanta inmigración. ¿Será que aquí estos problemas son más graves? ¿o que los hondureños alucinan más con el estilo de vida gringo?

    A Honduras le conviene esto de la inmigración, pues, según se reporta, la mayor entrada de divisa al país proviene de las remesas que traen estos trabajadores catrachos.

    En términos brutos de agregados económicos parece tener sentido. Pero en términos humanos no es tan claro: los que que quedan lisiados al caer de los trenes, la desintegración familiar, la alienación en el exterior etc.

    Al parecer, los latinos toman trabajos que los gringos no quiere.

    También hay pobres allá. La nueva mano de obra fuerza los salarios de los nativos hacia abajo. No les conviene tampoco.

  2. La Gringa

    Las nuevas imigrantes a Honduras son las esposas y hijos de los deportados. Casi cada semana yo recibo email de las esposas que tienan preguntas sobre la vida aqui. La situación es muy triste.

Los comentarios están cerrados.