Juan Orlando Hernández vs. Manuel Zelaya

Juan Orlando Hernández y Manuel Zelaya

Se insiste mucho por parte de simpatizantes del Partido Libertad y Refundación en que estamos en una dictadura encabezada por Juan Orlando Hernández por la manera que siendo presidente del Congreso acumuló poder, y por haber ganado con fraude las elecciones presidenciales.

Estas acusaciones resultan un tanto exageradas, ya que si realmente hubiera una dictadura se esperaría una represión violenta contra los opositores y un bloqueo de los medios de comunicación que no siguen la línea del gobierno, cosa que no se ha dado.

Tal vez sería más correcto hablar de un gobierno autoritario. Pero si esto es así, los hondureños hemos vivido por mucho tiempo bajo regímenes autoritarios. En gobiernos donde liberales y nacionalistas se reparten los puestos del gobierno. Se podría decir que hemos vivido bajo una dictadura bipartidista donde la idea de un Estado de Derecho donde rige el principio de legalidad, de la separación de poderes y de pesos y contrapesos, solo ha sido una vana retórica que no se cumple en la práctica.

Esto también lo vivimos durante el gobierno liberal de Manuel Zelaya Rosales, quien ahora milita en otro partido por causa del golpe de Estado. También Zelaya Rosales intentó controlar los otros poderes del Estado, aunque sin mucho éxito, porque las reformas populistas que él pregonaba atemorizaron a la élite socio-económica que gobierna el país y a la que él llamaba “los poderes fácticos”.

A Juan Orlando Hernández se le acusa de militarizar el país, pero fue Manuel Zelaya el que inició un acercamiento indebido con el ejército, ratificando en su puesto a Romeo Vásquez Velázques, quien después le dio golpe de Estado, y colocó a un militar retirado como ministro de Seguridad.

Fue Manuel Zelaya quien intentó colocar a Sonia Marlina Dubón, la esposa de Enrique Flores Lanza como magistrada de la Corte Suprema de Justicia, sin pasar por el procedimiento acordado.

Manuel Zelaya impuso un estilo de gobierno personalista y caudillista que fracasó por falta de apoyo interno. Su falta de prudencia resultó en un golpe de Estado que resultó muy dañino para el país y del que todavía sufrimos las consecuencias.

Ahora se alega que hubo fraude electoral, pero no se tuvo el valor de protestar enérgicamente en las calles. Esas denuncias de fraude ahora resultan poco creíbles ante la falta de acción de los supuestamente agraviados.

Si aún caso, lo que se le puede reprochar a Juan Orlando es que tuvo éxito donde Manuel Zelaya falló.

El caudillismo de Zelaya también hizo fracasar al partido LIBRE al imponer a su esposa como candidata única en una farsa de elecciones internas.

El partido LIBRE también le facilita a Juan Orlando a implantar su autoritarismo azul, ya que por miedo a ser gobernados por una izquierda irracional, la élite burguesa prefiere ser oprimida por un tirano de derechas. Por esta razón las medidas fiscales opresivas para la libre empresa no reciben la oposición que de otro modo tendrían.

Difícilmente el partido LIBRE puede ser una opción democrática si ni siquiera practican la democracia que predican a lo interno, ya que Manuel Zelaya es el que decide lo que se hace o se deja de hacer. Se quejan de la supuesta dictadura de Juan Orlando, pero por otro lado apoyan sin condiciones los regímenes autoritarios de lo peor de la izquierda internacional. Particularmente cuesta entender como los izquierdistas que se jactan de ser demócratas apoyan con entusiasmo la dictadura de los hermanos Castro en Cuba.

5 pensamientos en “Juan Orlando Hernández vs. Manuel Zelaya

  1. alejandro

    creo q todo esto es una sed de poder y quitarle a los hondurenos la ultima gota de pasiencia no juegen con los q no tienen nada q son la mayoria a pesar de no vivir en honduras a c mas de 14 anos he seguido las noticias t tengo mi propio criterio y pienso q los nacionalistas son lo peor porque no tienen alma ni corazon y juan orlando es un titere de los grupos de poder tanto dentro como fuera de honduras si mete a callejas a la carcel seria una pequena muestra de cambio recuerden q callejas en estados unidos no lo aseptan por corrupto y asi es mi pais pobres los q todavia tenemos esperanzas q todo cambie y dejen de meter a la carcel solo a los pequenos ladrones q paso con tito y el millon y asi otros

  2. ANGEL RODRIGUEZ RODRIGUEZ

    Usted tiene razón en parte , pero no en todo…Lo que sucede es que hoy las dictaduras se disfrazan con la democracia. Mire sino ,ahí cerquita, en los Estados Unidos, es una dictadura disfrazada de democracia..se eligen ellos mismos cada cierto tiempo…la vida de sus habitantes no cambia, sólo al exterior…mire lo q hizo Reagan, los Busch y otras hierbas…Aquí en Honduras es igual, nacionales y liberales se han repartido todo. Eso es dictadura.. usted dice otras cosas como cerrar prensa, etc.. Yo le invito que sólo esperemos y verá. si usted tiene razón, nada de lo que pienso sucederá, pero si yo tengo razón, van a hacer, LO QUE TENGAN QUE HACER…

    1. ardegas Autor

      No niego que un gobierno autoritario pueda convertirse en una dictadura. A mi modo de ver no debemos abusar del término ‘dictadura’ cuando no la hay, por que cuando nos toque denunciar una verdadera dictadura le habremos quitado impacto a esa denuncia.

  3. primáticos

    La dictadura (del latín dictatūra) es una forma de gobierno en la cual el poder se concentra en torno a la figura de un solo individuo (dictador) o élite.
    fuente: wikipedia

  4. jose castillo

    lo ke hoy es bueno para unos mañana es malo para otros lo mismo hacia mel con micheleti

Los comentarios están cerrados.