Archivo de la categoría: efemerides

Efemérides del mes de Agosto de Honduras

Agosto 1, 1969 El Salvador retira sus tropas de Honduras, luego de la “Guerra del fútbol”.
Agosto 14, 1502 Colón llega a Punta Caxinas, hoy Puerto Castilla.
Agosto 14, 1502 Se celebra la primera misa en Honduras, en el sitio que hoy ocupa Trujillo.
Agosto 17, 1502 El Adelantado don Bartolomé Colón desembarca en la boca del Río Negro y toma posesión del territorio de Honduras en nombre de los reyes de Castilla.
Agosto 19, 1873 La fragata de guerra inglesa “Niobe” bombardea el Castillo de San Fernando de Omoa.
Agosto 27, 1876 Inauguración del Gobierno del Dr. Marco Aurelio Soto en Amapala.
Agosto 27, 1878 El doctor Marco Aurelio Soto inaugura su gobierno en Amapala.
Agosto 27, 1893 Es creado el Departamento de Valle.
Agosto 28, 1822 Se practica en Honduras la Jura Pública del Imperio y ese mismo día Iturbide pone preso al Sabio Valle.
Agosto 28, 1824 Se reúne en Cedros el primer Congreso Constituyente de Honduras.
Agosto 30, 1526 La Audiencia de Santo Domingo nombra Gobernador de Honduras a Diego López de Salcedo.

La Fiesta de San Juan

Garífunas tocando tambor

Por: Raúl Arturo Pagoaga

Baila el negro de Cristales
en la fiesta de San Juan,
pasa la danza caribe
por las calles, frente al mar
baja de los caribales
con tun tun de tambores
alboroto de colores
deja la danza al pasar
y se oye el canto que va
del tambor al cucutá.

Sus cuerpos saltan de gozo
¡Yamanuga! ¡Cucutá!
San Juan los llama congos
que son peces de alquitrán.

Negro, tambor y bambú.
Señor de la danza negra,
negro que danza en Trujillo
y grita en una honda U
y gruñe diciendo “millo”
Negro, tambor y bambú.

La gran fiesta de San Juan
trajeada de rojo seda,
va corriendo las calles
para cambiar por la danza
el brillo de una moneda.

Negro, tambor y bambú,
que va con su cumba ronca
ardiendo maraca al son
por espantar el tabú
que lleva en el corazón.
¡Negro, tambor y bambú!

Es la fiesta de San Juan
que viene del caribal
Señor del cucutá,
Señor del casabe y pan
que bajo el sol de Trujillo
bailando están,
bailando están.

Y baila, bailando baila,
con su ritmo de betún,
morenero de Cristales,
barracones de bambú.
Suena el tambor y la cumba,
las maracas epilépticas
y el grito hueco de la A…
Y se rompe el medio día
frente al espejo del mar,
una ronca gritería:
¡Yamanuga! ¡Cucutá!

Tomado del libro “Tres Ensayos Literarios”, por Raúl Arturo Pagoaga. Tegucigalpa, 1986.

Decreto del día del Periodista

El Presidente de la República:

CONSIDERANDO: Que la Prensa es factor de positiva importancia para la cultura de los pueblos, el afianzamiento de la paz y el prestigio de las instituciones.

CONSIDERANDO: Que el 25 de mayo del presente mes (mayo 25 de 1930) se cumplirá un siglo de haber aparecido “La Gaceta del Gobierno”, primer periódico impreso publicado en Honduras.

CONSIDERANDO: Que es deber del gobierno perpetuar los sucesos que marcan una era de engrandecimiento en la evolución social del país y estimular la labor de los que ejercen la noble profesión de periodista, por tanto

ACUERDA:

Artículo 1: Declarar “Día del Periodista” el 25 de mayo; y,
Artículo 2: El Ministerio de Instrucción Pública dictará las disposiciones necesarias para la mejor celebración de ese día.

(f) V. Mejía Colindres.

El Día de San Valentín en Honduras

En Honduras se celebra el Día del Amor y la Amistad —también conocido como día de San Valentín o Día de los Enamorados— el 14 de Febrero, y es más que todo una celebración impulsada por la publicidad comercial.

Oficialmente, el Día de la Amistad es el 23 de febrero, pero al parecer nadie se acuerda de esa fecha, y se prefiere la celebración comercial.

El 14 de febrero se celebra como un día especial para las parejas; también se recuerda a los amigos, aunque no con el mismo énfasis. El saludo “Feliz día de San Valentín” o “Feliz día del Amor y la Amistad”, se puede dirigir a cualquier persona, ya que se entiende que todos tienen alguien que les tenga aprecio, y que todos quieren a alguien, ya sea a un familiar, amigo o pareja.

No existe una tradición bien definida, pero a instancias de la publicidad comercial las parejas se dan regalos, o se espera que el hombre sea el que de el regalo. También hay parejas que buscan el ambiente de un lugar especial para celebrar la ocasión, como restaurantes, centros nocturnos, hoteles y moteles, etc. El Día del Amor y la Amistad se celebra con más entusiasmo en las grandes ciudades, por la mayor cantidad de publicidad relacionada con la fecha.

La ventaja de la celebración del día de San Valentín en Honduras, es que al denominarlo “Día del Amor y la Amistad”, las personas que no tienen pareja no se sienten tan marginadas de la celebración de este fecha, como sucede en otros países.

Ideas para celebrar el día

Como esta vez el día de San Valentín cae en un día de semana, se puede aprovechar el fin de semana que le precede para celebrar la ocasión, yendo a algún lugar romántico. El pequeño pueblo turístico de Valle De Ángeles, cercano a Tegucigalpa, puede ser una buena opción. En la ciudad de Danlí hay un parque que lleva el nombre de Parque del Amor, porque algunas parejas iban al lugar a darse cariñitos debajo de un árbol.

Si usted no sabe que artículo regalar, una buena opción sería recurrir a un certificado de regalo, como el que ofrece Tiendas Carrión, Mendels o Amazon.

Creación del Día de la Mujer Hondureña

El 25 de enero se celebra el Día de la Mujer hondureña, en recuerdo a una jornada histórica en la que se logró una importante conquista política por parte de la población femenina hondureña y en la que fueron reconocidos sus derechos políticos a través del Decreto N° 29 de 1955.

A través de este decreto presidencial, aprobado en el gobierno de Julio Lozano Díaz, las mujeres hondureñas pudieron gozar de sus derechos políticos y se les reconoció el derecho a ejercer el voto y a participar en la actividad política del país, logrando así ir más allá del espacio doméstico a un campo público y electoral.

La primera ocasión en que participó la mujer en elecciones nacionales fue en el período de 1957 a 1963 cuando resultó electo Ramón Villeda Morales. Dentro de las limitaciones que se establecieron en ese momento estaban por ejemplo, que solo las mujeres que podían leer tenían el derecho a votar, pese a que la mayoría de ellas eran analfabetas en ese tiempo.

Otro aspecto negativo era la limitada participación, en cargo de elección popular, desafortunadamente en la actualidad pese a que se tiene la Ley de Igualdad de Oportunidades, las mujeres hoy igual que ayer siguen votando por los candidatos hombres, negándole las oportunidades a muchas mujeres capaces y honestas.

La mujer debe conquistar, mediante la lucha y con una estrategia organizada esos espacios políticos, no se deben aceptar como regalos que suponen agradecimiento y sumisión, sino como triunfos logrados por esfuerzos propios.

Los movimientos de mujeres por sus derechos

Los movimientos de mujeres en Honduras datan de inicios del siglo pasado y se mantienen y amplían día a día no obstante las divisiones, debilidades y dificultades a las que se enfrentan permanentemente.

A partir de la década de los años 20, surge la primera organización de mujeres conocida como “Sociedad Cultural Femenina”, dirigida por Graciela García y otras reconocidas líderes que lucharon tesoneramente por reinvindicar a las mujeres hondureñas.

Esta actividad impulsó diversas actividades culturales, contribuyó a la organización de las y los trabajadores y mantuvo la lucha contra los 16 años de dictadura de Tiburcio Carías Andino.

En la década del 50 se organiza la Federación de Asociaciones Femeninas de Honduras, inspiradas en el movimiento sufragista internacional, y junto a otras mujeres luchan por los derechos políticos, en la búsqueda de las conquistas en el plano legal, quedando pendiente el logro de su ciudadanía plena.

Es a partir de esa fecha que en nuestro país se han creado una serie de estructuras con el propósito principal de darle a la mujer protección y hacer valer sus derechos.

Es interesante observar que siete décadas despues de esas importantes luchas y conquistas las mujeres siguen demandando los mismos derechos, tanto en las empresas maquiladoras como en otros campos.

Se debe reconocer y hacer visible el aporte histórico de las organizaciones de mujeres que han trabajado en la promoción y protección de los derechos de las mujeres hondureñas. Porque aquí en Honduras como en Centroamérica y casi toda la América Latina se ha invisibilizado el aporte de la mujer en nuestra historia.

Activismo femenino

Entre las organizaciones de mujeres que hacen esfuerzos por lograr el respeto a los derechos y conquistas de las mujeres podríamos citar a: Movimiento de Mujeres por la Paz “Visitación Padilla”, Colectivo Feminista de Mujeres Universitarias, Centro de Derechos de la Mujer CDM, Centro de Estudios de la Mujer-Honduras CEM-H, Asociación Hondureña de Mujeres Campesinas, Enlace de Mujeres Negras, Unión de Mujeres Campesinas Hondureñas, Movimiento de Mujeres de la Colonia López Arellano MUMUCLA y, el Bloque Coordinador de Mujeres del Sur, entre otras valiosas organizaciones.

Fuente: Vida Laboral, Edición #13.
Tomado de La Tribuna, del 25 de enero del 2011.

Decreto del Día de la Mujer Hondureña

DECRETO N° 60

El Congreso Nacional DECRETA:

Art. 1°. Declarar “Día de la Mujer Hondureña” al veinticinco de enero de cada año.

Art. 2° Facultar al Poder Ejecutivo para que emita el reglamento que estime conveniente.

Art. 3° Este decreto empezará a regir desde el día de su promulgación.

Dado en Tegucigalpa, D. C. en el Salón de Sesiones a los ocho días del mes de febrero de mil novecientos cincuenta y cuatro.

F. Salomón Jiménez.
Presidente del Congreso Nacional.

El asesinato del Presidente José Santos Guardiola

Por: Víctor Cáceres Lara

José Santos GuardiolaEl 11 de enero de 1862 a las cinco de la madrugada, el salvadoreño Cesareo Aparicio disparó su carabina contra el cuerpo del Presidente del Estado, Capitán General Santos Guardiola, produciéndole una herida mortal en el abdomen.

El progresista mandatario, gran patriota, celoso defensor de las libertades públicas y cuidadoso guardián de la integridad territorial, ya moribundo, saltó sobre el asesino y le arrebató la bayoneta de su rifle para intentar defenderse. La herida recibida era desgraciadamente mortal, el gran militar cayó al suelo y a continuación empezó a agonizar en los brazos de su hija Guadalupe, quien había acudido al lugar de la tragedia: la puerta de entrada del edificio residencia del Presidente en la ciudad de Comayagua justamente donde estuvo luego el presidio de la ex capital.

Aparicio se dio cuenta de que el Presidente se encontraba aún con vida y, puñal en mano, se lanzó contra él para rematarlo, pero la víctima le dijo en medio de los estertores de la muerte:

“¡Basta ya, no es necesario!”

El crimen había venido siendo preparado cuidadosamente por Pablo Agurcia, Mayor de Plaza de la ciudad. El mismo Aparicio había herido de muerte, el 10 de enero, al jefe de la Guardia Presidencial, Coronel Hipólito Zafra Valladares, y en la continuación del plan, Agurcia procedió a sustituir en la guardia a los elementos leales a Guardiola por asesinos listos para cometer el magnicidio. Al Presidente le hicieron saber el peligro que corría, pero él abundó en demostraciones de afecto y confianza que tenía cifradas en el Mayor de la Plaza.

La costurera del Palacio, Aniceta Lemus, expresó la desconfianza que le inspiraban los movimientos sospechosos en la guardia, pero no fue escuchada. De ese modo, cuando los asesinos tocaron las puertas y dijeron a grandes voces que algo grave pasaba en el Cuartel, el General Guardiola, pese a las prevenciones que le hacía su esposa doña Anita, se levantó en ropas menores, fue a abrir la puerta y se encontró así inerme ante sus asesinos.

El crimen no ha sido aún totalmente esclarecido y parece evidente que hubo dinero e intrigas de un país vecino de por medio, y hasta se afirma que intereses de una potencia de ultramar jugaron en la tragedia. El responsable directo de la muerte fue Cesareo Aparicio; el director intelectual Pablo Agurcia, y estaban comprometidos en el hecho Wenceslao Agurcia, Nicolás Romero, Juan Antonio Pantoja, Pedro Amador y Miguel Juanes. Algunos de ellos tuvieron muerte violenta poco más tarde; otros fueron capturados por el General Casto Alvarado, el Senador Francisco Montes, don Rafael Padilla y don Teodoro Aguiluz, y fusilados en la ciudad de Comayagua en forma sumaria cuando ejercía el mando provisional el Senador José María Medina en febrero del mismo año de 1862.

Tomado del libro Efemérides Nacionales, Tomo II. De Víctor Cáceres Lara. Publicaciones del Banco Central de Honduras. 1980.

Efemérides del mes de Diciembre en Honduras

Diciembre 2, 1829 Morazán toma posesión de la jefatura del Estado de Honduras
Diciembre 2, 1934 Destrucción de Copán y Santa Rita por un terremoto
Diciembre 5, 1954 El presidente Juan Manuel Gálvez delega el poder a su vicepresidente, Julio Lozano Díaz, quien luego asumirá como presidente de facto.
Diciembre 11, 1821 La Junta Consultiva de Guatemala confiere a Tegucigalpa el título de ciudad.
Diciembre 11, 1825 Se decreta la primera Constitución del Estado de Honduras.
Diciembre 19, 1881 Se crea el departamento de Colón.
Diciembre 20, 1557 Comayagua recibe el título de ciudad.
Diciembre 22, 1971 Honduras recupera las Islas del Cisne o Santanilla.
Diciembre 23, 1906 S.M. Alfonso XIII Rey de España dicta el Laudo Arbitral que define nuestra frontera con Nicaragua, desde el portillo de Teotecacinte hasta el mar.
Diciembre 23, 1969 Fallece en Tegucigalpa Tiburcio Carías Andino, ex-presidente de Honduras.
Diciembre 26, 1915 La ciudad de Gracias es destruida por un terremoto.
Diciembre 26, 1860 El Vicario del Cid lanzó una excomunión contra el Presidente José Santos Guardiola, que fue luego suspendida por la Santa Sede.

Extinción de comunidades religiosas en Honduras

Por: Víctor Cáceres Lara

El 3 de noviembre de 1829 la Asamblea Legislativa del Estado de Honduras reunida en Tegucigalpa y la cual presidía don Santos Bardales, actuando en las Secretarías los Diputados F. Domingo Reyes y José María Cacho, decretó que quedaban extinguidas en el Estado de Honduras las comunidades religiosas; que las iglesias de éstas serían filiales de las respectivas parroquias en donde existieran; que los conventos quedarían al cuidado de las municipalidades respectivas, para que los ocuparan en utilidad del lugar donde funcionaran, y que los dos de Tegucigalpa serían especialmente aplicados a beneficio del cuño, la imprenta y la instrucción pública, en atención a que se carecía de edificios de propiedad del Estado para tales fines.

El mismo Decreto establecía que los capitales de las capellanías de cada convento se depositaran íntegramente en las cajas del Estado y que el Vicario General cobrara los intereses y dispusiera de ellos para mantener el culto en las iglesias. También que las alhajas pertenecientes a los templos estarían a cargo de los curas respectivos, quienes no podrían disponer de ellas sino con la anuencia de los Jefes Intendentes, quienes tomarían razón del peso y número de las existentes al momento de entrar en vigencia el Decreto que comentamos. Se ordenaba asimismo que las alhajas inútiles de las iglesias se aplicaran a la obra de los cementerios del lugar correspondiente.

El Decreto se basaba en cinco considerandos: 1°. “que las órdenes monásticas se oponen directamente al actual sistema de gobierno”; 2° “que la experiencia ha demostrado los graves males que causaron en la presente época de convulsiones”; 3°. “que por esta causa se extinguieron de la capital de la República (Guatemala) quedando abandonados los conventos sufragáneos de los demás Estados de la Unión”; 4°. “que las temporalidades que poseen los religiosos de Honduras han sido habidas y fomentadas a expensas de sus habitantes” y 5°. “que es un deber del Cuerpo Soberano asegurarlas, mantener el culto de los templos que respectivamente les pertenecían y dar inversión a los productos de las fincas en utilidad de los pueblos sobre que han gravitado dichas religiones”.

La revolución liberal que inspiraba e impulsaba Francisco Morazán estaba en marcha y los intereses ofendidos se enquistaban momentáneamente mientras agrupaban sus fuerzas para la resistencia y el contraataque. La lucha sería larga y empeñada y a la postre el genial revolucionario —primero en América—, sería vencido por las camarillas conservadoras.

En 1871 retornarían las ideas en las banderas de lucha de otros revolucionarios y entonces se quedarían para siempre en el ámbito centroamericano, modificándolo sensiblemente.

Tomado del libro Efemérides Nacionales, Tomo II. De Víctor Cáceres Lara. Publicaciones del Banco Central de Honduras. 1980.

Ferias Patronales del mes de noviembre en Honduras

Departamento Municipio Fecha Santo Patrón
El Paraíso El Paraíso 4 Virgen del Rosario
Francisco Morazán Talanga 12 San Diego
La Paz La Paz 21 Virgen de los Dolores
La Paz Mercedes de Oriente 24 Virgen de las Mercedes
Francisco Morazán La Libertad 24 Virgen de las Mercedes
Choluteca Orocuina 30 San Andrés
Intibucá Magdalena 30 Santísima Trinidad
Lempira San Andrés 30 San Andrés
Ocotepeque Antigua Ocotepeque 30 San Andrés

Tomado del libro Ferias Patronales y Festivales Populares de Honduras. Secretaría de Cultura, Artes y Deportes. Publicaciones de la Dirección General de Cultura Popular.