Archivo de la categoría: geografia

Apelativos de Ciudades de Honduras

Así como a Nueva York se le conoce como la Gran Manzana y a París como Ciudad Luz, también hay ciudades de Honduras que tienen epítetos o apelativos conocidos.

A manera de introducción habría que señalar primero que a Honduras se le conoce como Tierra de Pinares, por la abundancia de sus pinos, y como la Suiza de Centroamérica por su terreno montañoso.

Tegucigalpa, la Capital de Honduras, también se conoce como Ciudad de las Canteras.

San Pedro Sula, Capital Industrial del País, también se le conoce como Ciudad del Adelantado (por Pedro de Alvarado) o Ciudad de los Zorzales.

La Ceiba como Ceibita la Bella o la Novia de Honduras.

Lima, Cortés, la Ciudad del Oro Verde (banano).

El Progreso, la Perla del Ulúa.

Tocoa, la Reina del Aguán.

Santa Rosa de Copán, la Sultana de Occidente.

Olanchito, Ciudad Cívica.

De el departamento de Olancho se dice que es tierra del oro y del talento cuna. Olancho, ancho para entrar y angosto para salir.

De Santa Bárbara se dice que es la Tierra del Junco, del Café y las Mujeres Bellas.

Choluteca, la Sultana del Sur. Choluteca, Sucursal del Infierno.

Nacaome, la Novia del Sol.

San Lorenzo, tierra de la Sal y el Camarón.

Yuscarán, la Sultana de Oriente.

Danlí, la Ciudad de las Colinas.

El Paraíso, la Ciudad del Café.

El Canal Seco

Por: Carlos Sabillón

Varias personas creen que Honduras se beneficiaría considerablemente si se construyese un canal seco que permitiese el rápido transporte de mercancías de un océano al otro. En Honduras un canal acuático es imposible porque el país es demasiado ancho y montañoso. Es por eso que surgió la idea de un canal seco que haría las veces del acuático al ofrecer carreteras y ferrocarriles modernos que transportarían la mercadería de puerto a puerto.

La idea tuvo su inspiración en la situación de Panamá. Panamá es el único país en el continente americano, que cuenta con un canal interocéanico y este país es considerablemente más desarrollado que Honduras. Para el 2007, el ingreso per cápita de Honduras era de $4,000 mientras que el de Panamá era de $11,000. La mayoría de las personas piensan que el superior desarrollo de Panamá es el resultado del canal.

El hecho que Panamá no se acerca ni remotamente al nivel de desarrollo de los Estados Unidos y Canadá, que no cuentan con un canal, es razón suficiente para dudar de la credibilidad de esta idea. No obstante, es necesario analizarla detalladamente para apreciarla mejor.

Existen varios países latinoamericanos como Argentina, Uruguay, Chile, Venezuela, Brasil, México y Costa Rica que tienen un nivel de desarrollo superior al de Panamá, pese a que carecen de un canal. Costa Rica es muy ilustrativa, ya que tiene una geografía y una cultura muy similar, y no ha necesitado de un canal acuático o seco para lograr un superior desarrollo al de Panamá.

Hay que también mencionar que la tasa de crecimiento económico de Panamá ha sido muy errática en las décadas pasadas. La tasa de crecimiento del producto interno bruto es lo que determina que tanto se desarrolla un país. Entre más rápido, más se desarrolla. La construcción del canal de Panamá terminó en 1914 y desde ese entonces el país ha estado recibiendo una gran cantidad de dinero por concepto de peaje de los barcos que pasan por él. Si el canal fuese el responsable del desarrollo de Panamá, se hubiese observado una considerable aceleración de la tasa de crecimiento económico desde el momento de su creación. Eso no fue así. De 1914 a 1949 Panamá tuvo un crecimiento lento.

Además, las tasas debieron haber sido relativamente constantes desde 1914 hasta el presente, dado que el canal no ha variado. Eso no fue así. La tasa ha fluctuado mucho. Por ejemplo, en la década de 1960 Panamá creció a 8% anual y en la década de 1980 el crecimiento fue de sólo 1% anual. Si el canal hubiese sido responsable de los buenos resultados de la década del 1960, en las décadas siguientes el crecimiento debió haber sido más rápido, ya que Panamá recibió más dinero con cada década que pasó.

Panamá es el único país en todo el continente americano que posee un canal interoceánico. Como resultado de ese monopolio y el rápido aumento del tráfico marítimo, el precio del peaje ha ido en veloz aumento. Pese a recibir cada vez más dinero, en la década de 1970, de 1980, de 1990 y del nuevo milenio Panamá no pudo volver a tener una tasa de crecimiento tan rápida como en los sesentas.

No obstante, esta no es la única información que muestra que el canal no es responsable del relativo progreso de Panamá. Existe otro canal interoceánico y este fue creado mucho antes que el de Panamá.

El canal de Suez en Egipto fue construido por los franceses en el siglo diecinueve y entró en funcionamiento en 1869. Por 45 años hasta la creación del canal de Panamá, fue el único canal interoceánico del mundo. Pese a que Egipto tenía un monopolio mundial en esta materia, la economía egipcia creció lentamente.

En Egipto el territorio es completamente plano y eso facilita la navegación. En el canal de Suez, los barcos pueden navegar desde el mar Rojo hasta el mar Mediterráneo sin parar. En cambio, en Panamá los barcos tienen que navegar más lentamente debido a la geografía quebrada del país que obligó a construir un sistema de esclusas.

El canal de Suez tiene ventajas sobre los otros canales y sin embargo, de 1869 a 1949, la tasa de crecimiento económico de Egipto fue de sólo 1% anual. Desde 1950 a la fecha, el crecimiento se aceleró considerablemente, pero promedió solo 4% anual y el resultado final es que hoy Egipto tiene un ingreso per cápita de apenas $5,000. Eso quiere decir que Egipto ha poseído por 140 años el mejor canal del mundo y aún así sigue siendo un país pobre. Actualmente, tiene el mismo nivel de desarrollo que Guatemala.

Esto muestra claramente que los canales son irrelevantes para el crecimiento económico. Si los canales acuáticos no generan rápido crecimiento económico, menos para que lo hagan los canales secos.

Esta idea se solidifica más cuando se observa la situación de Suiza durante las últimas dos décadas. Para 1990, Suiza poseía impresionantes túneles que facilitaban el transporte de norte a sur. Suiza es un país sumamente montañoso y la cordillera de los Alpes atraviesa el territorio y dificulta mucho el tráfico de mercancías y personas. Dado el rápido aumento del comercio de los países escandinavos y Alemania con Italia y Francia, Suiza (que se encuentra entre esos cuatro países) decidió invertir masivamente en la creación de nuevos túneles que permitirían un gran aumento ferroviario y vial entre las dos zonas. De 1990 al 2007, el gobierno suizo invirtió miles de millones de dólares para crear nuevos túneles. Los nuevos y gigantes túneles fueron construidos rápidamente y ahora son los más modernos y eficientes del mundo. Su capacidad de tráfico es impresionante y para el 2007, como cien trenes y miles de vehículos transitaban diariamente por cada túnel.

Suiza ha recibido grandes cantidades de dinero por concepto de peaje de los vehículos que transitan por su canal seco. Pese a eso, la economía suiza creció lentamente de 1990 al 2007 y la tasa fue solamente de 1% anual. Como consecuencia de ese estancamiento económico, el desempleo aumentó considerablemente. A finales del siglo diecinueve, cuando no existía ningún canal seco, ya que no existían los túneles, la economía suiza creció al 6% anual.

La historia muestra que los canales acuáticos o secos no generan rápido crecimiento económico y por consiguiente invertir en ellos es tirar el dinero por la ventana. También muestra que los proyectos de infraestructura, de cualquier tipo que sean, no procuran el progreso.

Tomado del libro Riqueza para Todos de Carlos Sabillón.

Características Geomorfológicas de Honduras

Por: Ivelisse Murillo de Martínez

Debido a los procesos geológicos internos y externos, el relieve del planeta cambia con el tiempo, por ejemplo hace millones de años Centro América no existía, Norte y Sur América estaban separadas por el mar, los dos Océanos: Atlántico y Pacífico se unían en ese espacio. Con el tiempo por tectonismo y vulcanismo apareció en ese espacio una serie de islas volcánicas, a las que se unieron nuevas tierras que desplazaron las aguas, separando los Océanos Atlántico y Pacífico al consolidarse el territorio Centroamericano, que unió a todo el continente Americano hace unos 3 millones de años.

El territorio hondureño tiene un área de 112,492 kms2, está localizado en la parte oeste de la placa del Caribe, que está rodeada de 4 placas: Cocos, Nazca y Suramérica por el Sur, y la de Norteamérica por el Norte. Hacia el Noroeste de Honduras, en el mar Caribe, las placas Norteamérica y Caribe se interceptan, al entrar al Continente bordean la frontera con Guatemala, y forman dos sistemas de fallas de transformación. Hacia el Suroeste de Honduras, en el Pacífico, convergen las placas Caribe y Cocos, formando la trinchera mesoamericana; bajo la cual la placa Cocos es subducida. Estos dos sistemas originan la mayoría de los movimientos sísmicos que ocurren en Honduras.

Placa del Caribe y su Relación con Honduras

Dentro del territorio Continental hondureño también hay una gran actividad sísmica local, producida por varias fallas distribuidas en cuatro bloques tectónicos:

  • Bloque Sierra, es un sistema de montañas con rumbo noreste, a lo largo de ellas hay valles angostos delimitados por fallas, Ej.: Montañas de Merendón, Espíritu Santo, Omoa, Nombre de Dios, Pijol, Yoro, Agalta, La Esperanza y Dipilto, entre éstas, las más grandes fallas son las de: Guayape, Aguán y La Ceiba.
  • Región de volcanes someros, a lo largo de la Costa del Pacífico, paralela a la Trinchera mesoamericana.
  • Sierras y Mesetas Volcánicas, entre los dos anteriores, corren cerca de Tegucigalpa, Lago de Yojoa, graben de Sula y terminan en Ulúa, todos los volcanes están inactivos.
  • Depresión de Honduras o graben central de Honduras, ubicada en dirección norte-sur, desde Puerto Cortés hasta Goascorán. Los graben más importantes en este bloque son: Comayagua, Sula, Santa Bárbara, Morazán, Yoro, Talanga, San Buenaventura y Goascorán.

Posición Tectónica de Honduras

Honduras cuenta con más de 60 volcanes durmientes distribuidos a lo largo de fallas geológicas y abarcan un 40% del territorio nacional, evidencia de ellos son los sitios donde hay aguas termales (Paz, P. y Paz, R. 2000).

Las rocas que conforman el territorio hondureño son:

  • Volcánicas (ígneas) Ej. En la zona sur occidental y alrededores del Lago de Yojoa.
  • Metamórficas. Ej. Zona norte y partes altas de la zona central,
  • Sedimentarias. Ej. En las planicies.

Las rocas y el clima de Honduras han permitido el desarrollo de 4 grupos de suelos con 6 categorías que van desde las delgadas con baja fertilidad en las tierras altas, hasta suelos profundos, húmedos, secos y fértiles en las tierras bajas.

En el mapa metalogenético de Honduras, elaborado por el Instituto Geográfico Nacional en 1996, hay 141 unidades minerales metálicas con oro, plata, hierro, antimonio, mercurio, plomo, zinc, cadmio, etc, entre los sitios actualmente explotados están: El Mochito en Santa Bárbara, San Andrés en Copán, Clavorico y Cacamuya en Choluteca, y San Ignacio en Francisco Morazán. También se identifican 30 minerales no metálicos, Ej: carbón, mármol, cal, yeso, ópalo, obsidiana, sílice, etc., las más explotadas son el mármol y la cal.

El 75% de la superficie del territorio hondureño tiene pendientes mayores de 25%, con suelos fácilmente erosionables al removerse la cobertura boscosa. En él pueden distinguirse 4 regiones geomorfológicas principales:

  • Tierras altas y valles del interior.
  • Tierras bajas del Caribe.
  • Tierras bajas del Pacífico
  • Tierras insulares.

Las tierras altas y valles del interior representan el 81.7% del territorio nacional, están formadas en su mayoría por montañas de más de 600 metros de altura, con pendientes fuertes, además de colinas y llanos a menor altitud. Los suelos de las tierras altas son ácidos, poco profundos, rocosos, erosionados y pobres para la agricultura; están dominados por bosques de pino; en los mejores suelos se cultiva: tabaco, café, granos básicos y árboles frutales.

En los valles interiores, los suelos son fértiles y profundos; son usados para la ganadería y la agricultura intensiva para la exportación. Ej.: vegetales, pequeñas cantidades de tabaco, café, frutales y arroz; Ej.: Valle de Comayagua.

Las tierras bajas del Cariben representan el 16.4% del territorio nacional, son angostas planicies inundables que se extienden como ramales hacia el interior, siguiendo las depresiones entre las cordilleras, tienen altas temperaturas, precipitación pluvial y biodiversidad, son usados para cultivos de: banano, palma africana, caña de azúcar, ganadería extensiva y granos básicos en suelos frágiles de ladera; Ej.: Valle de Sula.

Las tierras bajas del Pacífico tienen baja precipitación pluvial y alta temperatura, ocupan 2% del territorio hondureño, abarcan la línea costera del Golfo* de Fonseca, dominados por manglares, base de la pesca, camaricultura y salineras; y la planicie del río Choluteca con bosque seco tropical, suelos profundos, fértiles y sobre explotados, que son usados para la ganadería, y cultivos de caña de azúcar, melón y sandía.

Características Geomorfológicas de Honduras

La plataforma continental del Caribe hondureño amplía más de 50% el territorio nacional, tiene un área de 53,500 kms2, su anchura varía ente 12-240 kilómetros, en ella hay unos 200 islotes ente los que destacan las Islas de la Bahía con 215 kilómetros de litoral, las principales actividades son la pesca y el turismo. En el Golfo de Fonseca hay 93.09 Kms2 de islas. Ej.: Zacate Grande y El Tigre (Amapala).


* De acuerdo a Paz, P. y Paz, R. (2000), por sus características geomorfológicas el golfo de Fonseca es una Bahía y la Bahía de Tela es una rada.

Tomado del libro: Educación Ambiental: Fundamentos Teóricos de Ivelisse Murillo de Martínez.

Códigos Postales de Honduras

Dentro de Honduras no es necesario incluir un código postal en la correspondencia para que ésta llegue a su destino dentro del país. Sin embargo, algunos sitios web nos piden esa información, y ésta puede ser necesaria al mandar correspondencia hacia Honduras desde otro país.

Los códigos postales solo están definidos para las principales ciudades de Honduras. A cada ciudad corresponde un único código postal, a excepción de la ciudad de San Pedro Sula, que cuenta con cuatro códigos postales, correspondientes a los cuatro puntos cardinales.

Éstos son los códigos postales ordenados por departamentos:

Atlántida

1. La Ceiba 31101
2. Tela 31301

Colón

1. Trujillo 32101
2. Tocoa 32301

Comayagua

1. Comayagua 12101
2. Siguatepeque 12111

Copán

1. Santa Rosa de Copán 41101
2. La Entrada 41202

Cortés

1. San Pedro Sula
Sector N.E. 21101
Sector N.O. 21102
Sector S.E. 21103
Sector S.O. 21104
2. Puerto Cortés 21301

Choluteca

1. Choluteca 51101
2. Pespire 51201

El Paraíso

1. Yuscarán 13101
2. Danlí 13201

Francisco Morazán

1. Tegucigalpa 11101
2. Comayaguela 12101

Gracias A Dios

1. Puerto Lempira 33101

Intibucá

1. La Esperanza 14101
2. Jesús de Otoro 14201

Islas de La Bahía (Bay Islands)

1. Roatán 34101

La Paz

1. La Paz 15101
2. Marcala 15201

Lempira

1. Gracias 42101
2. Erandique 42201

Ocotepeque

1. Ocotepeque 43101
2 San Marcos de Ocotepeque 43201

Olancho

1. Juticalpa 16101
2. Catacamas 16201

Santa Bárbara

1. Santa Bárbara 22101
2. Trinidad 22114

Valle

1. Nacaome 52101
2. San Lorenzo 52102

Yoro

1. Yoro 23101
2. El Progresso 23201

¿Cuál es la capital de Honduras?

Tegucigalpa de Noche

Para una respuesta rápida se dice que Tegucigalpa es la capital de Honduras.

Sin embargo, es más correcto decir que la capital de Honduras está formada por las ciudades de Tegucigalpa y Comayagüela. Ambas ciudades forman el Municipio del Distrito Central. Estas ciudades están divididas por el río Choluteca.

Ambas ciudades se encuentran en el departamento de Francisco Morazán. Francisco Morazán es el nombre del héroe nacional más importante de Honduras. Honduras está dividida en 18 departamentos. Anteriormente este departamento llevaba el nombre de Tegucigalpa, al igual que la capital, y Comayagüela gozaba de autonomía administrativa, teniendo su propia alcaldía.

Tegucigalpa surgió como un pueblo en el que se practicaba la minería, aunque esta actividad ya no se practica en la actualidad. Los primeros pobladores de Comayagüela eran indígenas de origen náhuatl, que fueron traídos por los conquistadores españoles para trabajar en las minas de Tegucigalpa. El centro histórico de Tegucigalpa se caracteriza por sus calles estrechas. Comayagüela es conocida por sus mercados populares, que se encuentran en una situación un tanto precaria. Las autoridades municipales han dedicado tradicionalmente mayores recursos y atención a Tegucigalpa que a Comayagüela.


View Larger Map

La Colonia Kennedy

La Kennedy una ciudad que sigue creciendo

Es considerada la colonia más grande del país, y es que la colonia John F. Kennedy se ha convertido en uno de los centros poblacionales más importantes de esta capital, no sólo por el número de viviendas y habitantes, sino por el acelerado desarrollo socioeconómico que en los últimos años ha experimentado.

Este nombramiento se debe a que en Honduras no existe ningún barrio o colonia que cuente con todas las condiciones y servicios, ni la población que tiene la John F. Kennedy.

La populosa colonia se encuentra situada al oriente de Tegucigalpa, es considerada una ciudad dentro de la capital de la República, la que se levanta gracias al esfuerzo de todos, sus fuerzas vivas, el comercio, la industria y el gobierno, tanto estatal como local.

La Kennedy está de fiesta, cumple 43 años

Esta colonia fue fundada en la década del 60 y fue bautizada con el nombre del presidente de Estados Unidos

La colonia John F. Kennedy es una de las colonias de la capital de la República más grandes, tanto en extensión territorial como en población.

Su fundación se remota a la década del 60, como uno de los proyectos del Instituto Nacional de la Vivienda (INVA), que después de haber creado la Colonia 21 de Octubre y por la gran demanda habitacional que existía en la capital decidieron ejecutar otro proyecto.

Son cuatro décadas las que tiene esta populosa colonia del oriente del Distrito Central, que surgió en el período del gobierno del ex presidente de Honduras doctor José Ramón Villeda Morales en 1958 y 1963.

Por medio del Programa Alianza para el Progreso, que promovió el expresidente de Estados Unidos John F. Kennedy, el INVA obtuvo el primer préstamo con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), dinero que fue utilizado para iniciar el proyecto.

El nombre que se le dio al ambicioso proyecto fue como agradecimiento al mandatario y propulsor del programa, John F. Kennedy.

El complejo habitacional fue construido en varias etapas y en dos modalidades, autoconstrucción y contrato directo.

De las tres mil 800 casas construidas se estimó que habitarían en toda la colonia unos 25 mil personas, cifras que se han superado.

Un ejemplo de organización y desarrollo

La colonia Kennedy cuenta con todas las estructuras comunitarias y organizaciones locales

Los habitantes de la “Kennedy” están muy bien organizados, desde su fundación cuentan con todas las estructuras comunitarias, organizaciones locales que trabajan arduamente, una de ellas es el patronato pro-mejoramiento que desde hace algunos años solicitan la independencia administrativa de la colonia ante la alcaldía municipal.

La organización que mantienen ha sido un factor importante en el desarrollo rápido y un crecimiento envidiable de esta colonia capitalina.

Esta colonia creada hace más de 40 años tiene algo muy particular, y es la fuerte zona comercial, entre ellos están los bancos, supermercados, tiendas de electrodomésticos, un mercado popular, farmacias, centros comerciales y restaurantes, entre otros, lo que hace que sus habitantes no tengan que salir a otras zonas de la ciudad para satisfacer sus necesidades.

“La Kennedy ha heredado varios problemas”

El presidente del patronato Germán Medina, aseguró que esta colonia también vive inmersa en serias dificultades

Para el presidente del patronato de la Kennedy, Germán Medina, esta colonia cuenta con muchos problemas que fueron heredados por otras colonias, fundadas sin ninguna condición habitacional.

“Para el caso la colonia Villa Nueva, que fue asentada sin tener ninguna condición adecuada de excretas, la tubería está completamente obsoleta y sin canalización de aguas lluvias, todo esto es lo que ha venido a perjudicar a la Kennedy”.

El dirigente comunal expresó que antes no tenían este tipo de problemas y ahora hasta vecinos han dejado sus casas huyendo por las inundaciones que se dan en casi todas las súper manzanas.

Los colectores de aguas negras ya han colapsado, la tubería ya está obsoleta, ya que desde que se fundó la colonia en 1966 no se ha cambiado, detalló Medina.

“Hemos enviado notas a todas las instituciones involucradas, pero no hemos tenido ninguna respuesta”.

Le recordó a las autoridades edilicias que la colonia Kennedy es la que más impuestos le proporciona a la comuna capitalina y al gobierno central.

“Nosotros estamos preocupados, lo que deseamos es que hagan un planteamiento para mejorar las condiciones precarias que tiene la colonia, estamos dispuestos a trabajar junto a ellos para solucionar la problemática y la más urgente lo de las inundaciones”, señaló el dirigente de la Kennedy.

Tomado de “El Heraldo”, del viernes 26 de junio del 2009.

La leyenda de El Boquerón

El Boquerón

Por: Winston Irías Cálix

A 16 kms. de Catacamas surge primera “capital” de Olancho.

Tomando en cuenta las magníficas condiciones geográficas de Catacamas, una de las ciudades mejor ubicadas de Honduras, sobre una vasta planicie protegida por montañas al norte y oeste y situdada a orillas de su otrora caudaloso río, que desembocaba en el Guayape, surge la pregunta de por qué los españoles no fundaron aquí “la capital” del departamento de Olancho.

La respuesta al parecer está en la fachada de la Iglesia San Francisco de Asís, de Catacamas.- En el centro, a menos de dos pies bajo el nicho con la escultura del santo patrón, destacan en alto relieve las figuras de dos leones -que simbolizan el Imperio Hispano-, de unos tres pies de largo, separados por una cruz de brazos iguales, bordeada por un círculo de unos 30 Cms de diámetro; lo curioso es que cada figura sostiene un gran puro en la boca, lo cual significa, según la tradición, un pacto de no agresión y de paz entre los españoles, representados en los leones, y los indígenas de Catacamas, ya que el tabaco era propio del hombre americano.

En Honduras, sólo el edificio de la Audiencia de Los Confines de la ciudad de Gracias, Lempira, construido en 1544, tiene en alto relieve las figuras de dos leones, arriba de la puerta principal, pero sin puros en la boca.

Considerando que los colonizadores respetaron los derechos de los indígenas, escogieron para establecer su ciudad una preciosa planicie, “amurallada” por la naturaleza, situada a sólo 16 kms. al oeste de Catacamas.- En 1540 fundaron allí la Villa de San Jorge de Olancho, ubicada según la tradición justo al pie de la Montaña El Boquerón, que entonces se erguía majestuosa al norte y se extiende desde ese punto al Este y el Oeste.

En una relación de las ciudades de Honduras durante la colonia, realizada en la década de 1570, se describe así este lugar: “La Villa de San Jorge de Olancho, 40 leguas de Comayagua, al oriente, de cuarenta vecinos y en su comarca como diez mil indios tributarios y mucho oro, principalmente en el Río Guayape, doce leguas de esta villa…”

San Jorge de Olancho, cabecera de Olancho, El Viejo, era inmensamente rico: Se dice que los objetos usados por sus habitantes eran en su mayor parte de oro, incluso los frenos y espuelas utilizados para cabalgar.

San Jorge de Olancho estaba protegida por el norte, el este y el oeste; solo tenía libre el límite sur, hacia donde se extiende una inmensa planicie.- Por la ciudad corría el entonces caudaloso Río de Olancho, aunque en el rótulo que identifica al puente se le denomina Boquerón.

Este es el único elemento de la geografía departamental que lleva el nombre de Olancho.

Aproximadamente 10 kms. al sur está la rica Aldea de Punuare, perteneciente a Juticalpa, distante 24 kms. al oeste de El Boquerón, también parte de ese municipio.

Pero en tan solo 71 años después, en 1611, la ciudad fue destruida por “la erupción” del llamado Volcán El Boquerón, según la leyenda.

Geólogos que han realizado investigaciones en El Boquerón, entre ellos mi hermano Napoleón Ramos, afirmaron que en el sitio no existen restos de lava, por lo que se esclarece que no hubo tal erupción y se descarta, absolutamente, la existencia de un volcán.

Sin embargo, la alta montaña que según la tradición se erguía al norte de la ciudad, o sea el vértice de las ramificaciones Este y Oeste, desapareció.- Exactamente en el que sería el punto de unión entre ambas estribaciones, que en un principio formarían un solo conjunto, se aprecia un enorme boquete, en forma de “V” irregular, al cual se le debe el nombre de “El Boquerón”.

Al observar El Boquerón da la impresión de que la montaña se abrió, por presión quizá de algún estanque formado a causa de un copioso invierno y que, en consecuencia, un alud de lodo, piedras y agua habría arrasado con la Villa de San Jorge de Olancho, como ocurrió con la ciudad de Choloma, Cortés, cuando azotó el Huracán Fifí.

Sin embargo, no existe duda sobre la existencia de San Jorge de Olancho.- El norteamericano William V. Wells escribió en su libro “Viajes y Exploraciones en Honduras”, publicado en 1857, que la ciudad de Juticalpa “no es tan antigua como la vieja capital de esta rica región centroamericana de la cual solo sus ruinas existen para denotar su anterior importancia. Estas ruinas están situadas al pie del Monte Boquerón, en el Río de Olancho, hacia Catacamas…”, describió.

Hasta ahora no se han realizado trabajos para descubrir las posibles ruinas de esta rica poblacion; en Honduras también fue destruida la ciudad de Tencoa, primera fundación de Santa Bárbara, a causa de una creciente del caudaloso Río Ulúa.

Sobre la destrucción de San Jorge de Olancho, el padre Juan Francisco Márquez señala que se produjo por falta de fe cristiana de sus habitantes, quienes a pesar de su riqueza adornaban sus imágenes religiosas con coronas de cuero.

Pero existe un dato curioso y es que la ciudad fue abandonada más de una década antes de su destrucción, por lo cual el fenómeno no provocaría víctimas humanas.- En una carta fechada el 12 de octubre de 1598, el Padre Gaspar de Andrade y Quintanilla afirmó: “Los vecinos de la Villa de Olancho, sin orden y licencia, desampararon algunos años el pueblo donde vivían y poblaron en un sitio muchas leguas distantes de él”.

Como hubiese ocurrido, muy pocos habitantes se trasladaron al poblado de Catacamas, otros más a Juticalpa, que a partir de ese entonces se transformó de una aldea indígena en importante ciudad, y en su mayoría se desplazaron hacia el norte y fundaron la Ciudad de Olanchito, en el vecino departamento de Yoro.

Tomado del libro “Catacamas – del ayer al año 2000”, de Winston Irías Cálix.

Utila

El mejor lugar para el buceo.

Esta isla es mundialmente famosa por sus arrecifes coralinos y es considerada como el mejor refugio del caribe, porque no está muy saturado de turistas.

La mayor población es de descendencia europea, especialmente inglesa, sus calles limpias y sus casas típicas de arquitectura inglesa han sido construidas sobre el mar y el suampo.

Es una isla de agricultores, pescadores y comerciantes a menor escala. Uno de los principales atractivos de los turistas es obtener su diploma de buceo de Master Dive, a un bajo costo y con la misma calidad internacional.

Tomado de la revista-suplemento de La Tribuna “Nuestro Orgullo”. 4ta Edición.

Roatán

La riqueza natural de las islas atrajo a piratas y corsarios europeos enemigos de la corona española, posesionándose la corona inglesa de Roatán.

Es la isla más grande del departamento insular. Su historia incluye muchas disputas entre la corona española y la británica. Es la que posee mayor infraestructura turística, con una carretera asfaltada que recorre casi la mitad de la isla y cuya extensión es de más de 80 kilómetros cuadrados.

La isla tiene una cordillera que le sirve de columna a lo largo de toda su extensión y está totalmente rodeada de arrecifes coralinos, ofreciendo excelentes condiciones para el buceo y la pesca.

Durante el período colonial, en la isla, convivieron españoles e ingleses; sin embargo, el descubrimiento del nuevo continente y sus riquezas, dio lugar a los constantes ataques de navegantes piratas, quienes atacaron las pequeñas ciudades, obligando tanto a los colonos como a los indios a retirarse de las islas, convirtiéndolas en su estratégico cuartel general.

Roatán tiene varias comunidades, siendo su cabecera departamental Coxen Hole, que lleva el nombre de uno de los múltiples piratas que hicieron historia en el lugar.

Aquí se puede llegar no solamente por vía aérea, sino también marítima, llegando todos los días en un Ferry que visita el lugar todos los días en viajes que llegan desde La Ceiba.

Tomado de la revista-suplemento de La Tribuna “Nuestro Orgullo”. 4ta Edición.

Guanaja

Guanaja fue descubierta por Colón, en su cuarto y último viaje, en 1502, dando pie al descubrimiento de las otras dos islas y del país.

Guanaja fue el primer territorio hondureño al que arribó Cristobal Colón en su último viaje a América, en 1502. Al llegar a sus costas en busca de agua, la que encontró en abundancia y de excelente calidad, le sorprendió la gran cantidad de pinos que tenía la isla, motivo por el cual le llamó isla de los pinos.

Aún hoy en día Guanaja cuenta con una importante población de pinos caribeños que le dan un ambiente distinto a esta hermosa isla, que es la segunda más grande del archipiélago de las Islas de la Bahía y la que tiene la montaña más alta, con casi 500 metros de altura.

Antes de que llegara la colonia española estaba habitada por los payas, a quienes Colón vio navegando en canoas con hasta 25 personas en cada una.

Tomada de la revista-suplemento de La Tribuna “Nuestro Orgullo”. 4ta Edición.