Archivo de la categoría: politica

Reseña del libro "Riqueza para Todos"

Dr. Carlos Sabillón

Carlos Sabillón tiene la solución para sacar a Honduras de la pobreza en tan solo cuatro años, según cuenta en su libro “Riqueza para Todos”.

El economista asegura que la clave estaría en obtener rápidamente unas elevadas tasas de crecimiento económico que harían desaparecer el desempleo y la pobreza en tiempo record, a través de un sencillo manejo de la política macroeconómica.

Carlos Sabillón ha dedicado toda su vida a la búsqueda de la fórmula que permita sacar a Honduras de la pobreza, y después de haber sacado varias carreras universitarias y doctorados, y aprendido varios idiomas, todo con el objetivo de resolver este acuciante problema, ha logrado dar con la fórmula para el crecimiento económico, según su opinión.

Sabillón llama a su doctrina “manufacturismo”, ya que, según su estudio de la historia económica de los países en desarrollo, todos tienen en común la manufactura y el desarrollo fabril como motor del desarrollo.

Sabillón echa por tierra y desacredita las teorías económicas sobre el desarrollo vigentes en el ámbito académico, tanto de izquierda como de derecha, y refuta con estadísticas los lugares comunes o clichés en los que se basa la política económica hondureña, y demuestra en forma convincente que solo el crecimiento económico acelerado es la respuesta a los problemas de desempleo, salud, educación y seguridad.

Sabillón considera que los responsables de la pobreza han sido los políticos que han dirigido al país, que han sido tanto corruptos como ignorantes en temas económicos. Rechaza la idea de que el hondureño tenga una inclinación cultural hacia la pereza, o que Honduras, por ser un país pequeño, esté siempre condenado al subdesarrollo. Sabillón gusta de citar el ejemplo de países como Luxemburgo, Suiza, Singapur y Qatar, que son más pequeños que Honduras, pero que han logrado impresionantes tasas de crecimiento económico.

En su opinión, lo que necesita Honduras es un dirigente sabio y honesto que lo guíe hacia el desarrollo.

Muchos de los problemas de Honduras se pueden resolver con crecimiento económico, por lo que este tema debería ser de interés para todos, sin embargo, muchos hondureños adoptan una actitud pesimista en cuanto al futuro del país, y les parece que los temas económicos son muy complicados, por lo que Sabillón trata de apelar en su libro a los intereses de varios sectores, aún los de aquellos a los que no les interesa el tema económico.

Él argumenta que con crecimiento económico es posible disminuir la delincuencia, aumentar los espacios y el tiempo para la recreación, permitiendo más oportunidades para encontrar el amor de pareja. Para los que viven la pasión futbolística, Sabillón les dice que el crecimiento económico puede convertir a Honduras en una potencia futbolística. Para los que se interesan por los derechos humanos y los derechos de la mujer, Sabillón demuestra con cifras que los derechos humanos son más respetados en los países con mayor crecimiento económico.

Sabillón tiene una gran fe en la ciencia para resolver los problemas humanos, sin por eso caer en el ateísmo, como lo hacen otros. Su inclinación siempre fue hacia las ciencias sociales, aunque desconfía de las teorías económicas aceptadas en círculos académicos.

Su enfoque en el crecimiento económico para resolver los problemas sociales podría dar la impresión de un economicismo crudo, pero en realidad es todo lo contrario. Él no cree que cada persona solo debe buscar su propio bienestar, y que mágicamente el sistema de mercado produciría un nivel óptimo de bienestar social. Su vida misma da testimonio de un servicio desinteresado a favor de la humanidad. Él no cree que el dinero sea lo más importante en la vida, sino servir a los demás; y es la ciencia, no el dinero, lo que ha mejorado el nivel de vida de la humanidad.

Este libro consiste en una sucesión de artículos independientes entre sí, todos con el tema en común del desarrollo económico enfocado hacia Honduras. Al final cuenta la historia de su vida, relatando su heroica búsqueda de la solución para la pobreza a través de la ciencia económica.

Mi crítica

Simpatizo con la crítica de Sabillón hacia el establisment académico de la economía, pero considero que este libro no explica la doctrina del manufacturismo, ni siquiera en forma esquemática. Solo se conforma con repetir que la manufactura es la clave del desarrollo, pero no explica que políticas debe seguir el gobierno para estimular la manufactura y producir esas asombrosas tasas de crecimiento del 30% anual.

Sus artículos estimulan la curiosidad y el deseo de conocer más sobre la doctrina del manufacturismo, pero esa curiosidad no se ve plenamente satisfecha. Tampoco se encuentran referencias hacia un desarrollo más profundo de la teoría, aunque Sabillón afirma que él ha debatido sus ideas con muchos expertos del campo de la economía, y los ha vencido intelectualmente.

A través del libro uno puede comprender que Sabillón considera que él es la persona más adecuada para dirigir los destinos de Honduras, ya que solo él tiene los conocimientos necesarios para producir crecimiento económico a una velocidad acelerada, y solo él ha dedicado su vida a buscar la solución para los problemas de Honduras. Esta afirmación puede molestar a más de alguno, por su falta de modestia, pero no por eso debe desecharse. Sabillón intentó postularse a una candidatura presidencial independiente, pero por alguna razón no lo consiguió.

Algunas partes de su recuento biográfico parecen difíciles de creer, como cuando asegura que después de culminar sus estudios de economía le ofrecieron un trabajo que consistía en visitar hoteles de lujo.

En general, Sabillón parece demostrar una tendencia hacia el narcisismo, hacia un concepto exagerado de la importancia de su propia persona, pero es fácil ver que si los reclamos que Sabillón hace son ciertos, las implicaciones son enormes.

La teoría de que la manufactura es lo más importante parece sugerir que hay que concentrar las inversiones del gobierno en este sector, en desmedro de otras áreas como la salud y la educación, lo que puede ser rechazado por personas de izquierda, además de que una posible incursión del gobierno en el campo de la manufactura puede ser rechazado por sectores de derecha.

¿Qué tan educativo es el Canal Educativo?

Ten Canal Diez: Televisión Educativa Nacional, propiedad de Rodrigo Wong Arévalo, es un canal que tiene más noticieros que programas educativos en horario estelar, por lo tanto no es un canal educativo, sino un canal de noticias.

Era de esperarse que un canal realmente educativo no fuera rentable en Honduras.

Es posible pensar en noticieros que traten de educar al pueblo, pero es fácil comprobar que los noticieros de canal diez no se diferencian de los noticieros comerciales.

Los noticieros de Canal Diez están fuertemente parcializados a favor de los que apoyaron el golpe de Estado, y tratan de manipular descaradamente a la opinión pública, todo lo contrario de un enfoque “educativo”, que podría ilustrar a la población sobre el transfondo del conflicto político.

Cabe destacar el uso de tele-encuestas por medio de teléfonos celulares, las que constituyen una considerable fuente de ganancias para el canal y para la empresa de telefonía Tigo, pero que no aportan nada al público, ya que dichas encuestas carecen de valor científico.

El uso de estas encuestas es una forma más de manipular a la audiencia. Las preguntas se redactan de manera que favorezcan a una respuesta predeterminada. Los noticieros buscan manipular a la opinión pública por medio de la desinformación y los comentarios parcializados, y luego cosechan respuestas con base en los prejuicios que ellos mismos siembran.

Una misma pregunta en otro medio con tendencia política opuesta (resistencia) recibirá un resultado totalmente diferente.

El Canal Diez apoyó decididamente el golpe de Estado del 28 de junio del 2009, y continúa viendo en Roberto Micheletti un ejemplo de dignidad nacional que el presidente Porfirio Lobo debería de seguir.

El Canal Diez está haciendo una fuerte campaña contra Porfirio Lobo, por abrir la posibilidad de la realización de una Constituyente en Honduras.

El Canal Diez, con esta campaña de miedo,está promoviendo efectivamente otro golpe de Estado en Honduras, por irracional que esto pueda parecer a cualquier persona sensata.

No es suficiente ofrecer programas con cierto sabor cultural para que un canal pueda ser considerado como educativo, tampoco es suficiente con hacer una campaña para aconsejar a los padres para que ayuden a sus hijos en sus tareas, como lo hacen con la “Iniciativa de Educación Paternal”.

El Canal Diez bien puede ser investigado por defraudar al Estado, ya que ofreció ser un canal para educar a la población, y en vez de eso está concentrando sus energías en una campaña de miedo.

Sí fue Golpe de Estado, me retracto

Reconozco ahora que me equivoqué, y que lo que sucedió el 28 de junio del 2009 en Honduras fue un golpe de Estado.

En este blog he defendido la tesis de que el 28 de junio del 2009 se dió una sucesión constitucional, y que Roberto Micheletti era un presidente legítimo. Aunque inicialmente dije que sí fue un golpe de Estado, después me retracté, pero siempre seguí expresando mis dudas.

Este es un tema que ha dado vueltas en mi cabeza, y reconozco que mi profundo desprecio por la figura de Zelaya me llevó a apoyar a un régimen de facto en mi país.

Este es un tema que tenía algo relegado, pero las nuevas revelaciones de Wikileaks me han hecho ver la crisis hondureña en otra perspectiva.

No sé que tan confiable será Wikileaks, sostengo que no hay que creer algo solo porque lo diga un documento publicado por Wikileaks, pero los supuestos informes del embajador Hugo Llorens tienen mucho sentido para mí.

Tal parece que no hubo una orden de captura contra Zelaya, esta orden la fabricaron después los responsables del golpe. Los militares simplemente decidieron expulsar a Zelaya y abortar la consulta popular que se iba a realizar ese día. No tenían ninguna autoridad para hacerlo. Fue un claro acto de abuso de autoridad.

Con esto se derrumba el argumento del “estado de necesidad” de los militares, según el cual ellos justificaban la expulsión de Zelaya con la excusa de salvar vidas humanas. ¿Cómo se van a salvar vidas humanas con un golpe de Estado? Es absurdo.

La carta de renuncia de Zelaya fue una obvia falsificación, una torpe jugada de los responsables del golpe. El Congreso no estaba autorizado para destituir a un presidente, a pesar de la torcida interpretación de un informe legal de la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos.

El artículo 239 de la Constitución ha sido usado repetidamente para justificar el golpe de Estado. Se dijo que Zelaya estaba promoviendo la reelección presidencial, por lo que quedaba destituido automáticamente de la presidencia, de manera que cuando los militares secuestraron a Zelaya éste ya no era presidente.

Sin embargo, aunque esto fuera cierto, también existe en la Constitución el principio de presunción de inocencia. Todo hondureño tiene el derecho al debido proceso, pero este derecho se le negó a Zelaya al expulsarlo del país. Por lo tanto, Micheletti incurrió en el delito de usurpación de funciones y abuso de autoridad. Roberto Micheletti ejerció como un presidente de facto, porque el presidente legítimo seguía siendo Zelaya.

Roberto Micheletti no es un héroe que salvó al país de caer en las garras del comunismo. Roberto Micheletti violentó groseramente la Constitución pretendiendo salvarla. No hay ninguna justificación para este golpe de Estado, ninguna.

Se dijo que Zelaya tenía planeado disolver el Congreso y la Corte Suprema de Justicia, y convocar inmediatamente a una Asamblea Nacional Constituyente. Esta fue la justificación del golpe de Estado de Roberto Micheletti. Para afirmar esto se cita el decreto PCM-020-2009, pero el citado decreto se refiere a la instalación de una cuarta urna en las elecciones de Noviembre del 2009, no habla de convocar inmediatamente a una Constituyente. Por lo tanto Micheletti mintió para justificar el golpe de Estado y conspiró con los militares para dar el golpe de Estado. No había ninguna amenaza inminente que justificara un delito tan grave.

Pido perdón a mis lectores por haber apoyado un golpe de Estado. No soy un seguidor de Zelaya, y nunca lo seré, pero sostengo que los responsables del golpe de Estado, y los que apoyaron el golpe, también le deben disculpas al pueblo hondureño.

Golpe de Estado injustificado, revela Wikileaks

No había ninguna orden de captura contra Manuel Zelaya el día del golpe de Estado, según un reporte de Wikileaks atribuido al embajador Hugo Llorens.

Si bien se ha dicho que el Tribunal Supremo dictó una orden de arresto de Zelaya, el presidente de la Corte Suprema de Justicia nos ha dicho que esto no es cierto. La única orden de la que somos conscientes es de una expedida la tarde el 25 de junio o temprano el 26 de junio por un tribunal de primera instancia que ordena la incautación de material de votación.

Si esto es cierto, la orden de captura de Zelaya se hizo posteriormente para justificar el golpe de Estado.

De ser cierta esta afirmación, no habría ninguna justificación para el golpe de Estado. Se derrumba el argumento de “estado de necesidad” de los militares. Ellos argumentan que expulsaron a Zelaya del país para salvar vidas humanas, porque la otra opción sería encerrarlo en la cárcel, lo que hubiera producido violentos disturbios y pérdidas de vidas humanas.

Pero si no hay orden de captura, el secuestro de Zelaya no es más que un claro caso de abuso militar, no hay nada que lo justifique. No queda duda de que es un golpe de Estado.

En el mismo informe hace referencia a la excusa utilizada para justificar el golpe de Estado.

Parece que el Fiscal General y los militares conspiraron con Micheletti y otros líderes del Congreso para destituir a Zelaya en base al temor de que tenía previsto convocar una Asamblea Constituyente inmediatamente después de la encuesta del 28 de junio.

Ellos basan su afirmación de que él hubiera hecho esto sobre la publicación en el diario oficial La Gaceta del 25 de junio del decreto llamando a la encuesta. Los seguidores de Micheletti dicen que la publicación es una convocatoria de la Asamblea Constituyente. Sin embargo, esto es evidentemente falso; la publicación dice simplemente: “¿Está usted de acuerdo en que en las elecciones generales de 2009, haya una cuarta urna en la que el pueblo decida la convocatoria de una Asamblea Nacional Constituyente?”.

No había ninguna razón para pensar que Zelaya iba a disolver el Congreso y la Corte Suprema de Justicia, y convocar a una Asamblea Nacional Constituyente ese mismo día. No había ninguna justificación para dar un golpe de Estado.

¿Será posible que Micheletti y sus allegados se involucraron en un golpe de Estado por no leer bien un decreto?

Los responsables del golpe señalan el título de la encuesta en el decreto PCM-020-2009: “Encuesta de Opinión Pública Convocatoria Asamblea Nacional Constituyente”. Esto implica, según ellos, que la convocataria a una constituyente se iba a realizar en ese mismo día. Pero hay que interpretar ese título en su contexto: la pregunta en la encuesta se refiere a una cuarta urna en las elecciones generales de Noviembre del 2009.

Es difícil pensar que Micheletti y sus asesores hayan sido tan torpes para malinterpretar este decreto en forma tan grosera, y creer sinceramente que esto ameritaba un golpe de Estado. Sospecho que Micheletti solo buscaba una excusa para ser presidente de facto.

La conspiración de Pepe Lobo

Dicen los blanquitos que la conspiración chavista contra Honduras continúa, que la crisis política no ha terminado.

Que aunque la resistencia chavista ha adversado públicamente al presidente Lobo, la realidad es que Porfirio Lobo es un agente encubierto de Hugo Chávez.

Hugo Chávez, con astucia satánica, mueve las piezas de ajedrez de la política hondureña, y esta vez pretende entrar por la puerta de atrás para apoderarse de Honduras. Lo que Chávez no logró con Mel lo pretende lograr con Lobo.

Pepe Lobo, siendo joven, fue enviado a la universidad Patricio Lumumba en Rusia, y trabajó con grupos comunistas de derechos humanos, esto explica la simpatía de Lobo por el chavismo, por que todo el mundo sabe que el comunismo y el chavismo son lo mismo.

(Los derechos humanos son invento de los comunistas, los derechos humanos siempre defienden a los delincuentes y no a las víctimas de los delincuentes).

Pepe Lobo, al igual que Mel Zelaya, se infiltró en un partido de derecha para subvertirlo desde adentro. Pepe Lobo no es nacionalista, es comunista, sus hechos lo demuestran.

Pepe Lobo, siendo candidato, prometió que no iba a promover una Constituyente, al igual que lo hizo Zelaya, pero ahora la está promoviendo. Siempre mantuvo una postura ambigua, sin decir claramente si fue golpe de Estado o no lo ocurrido el 28 de junio del 2009, pero ya en la presidencia, una vez dijo en España que lo que sucedió en Honduras fue un golpe de Estado.

Esto lo califica claramente como un comunista, ya que solo los comunistas andan diciendo que lo sucedido el 28 de junio del 2009 en Honduras fue un golpe de Estado. En realidad, debe ser obvio para todos hondureños que lo sucedido ese día fue una gloriosa sucesión presidencial del héroe nacional Roberto Micheletti.

La primera acción de Pepe Lobo como presidente fue sacar a Mel Zelaya por medio de un salvoconducto. Con esta acción Pepe Lobo se convirtió en cómplice del delicuente Zelaya.

Otro acto de traición a la Patria fue el haber decretado la amnistía política a favor de Mel Zelaya y sus secuaces. Esta amnistía política no aplica, ya que según el artículo 239 de la constitución, los funcionarios que promueven la reelección presidencial quedan inhabililitados de ejercer cualquier cargo público por diez años, pero una amnistía política deja sin efecto tal artículo en la práctica.

Pepe Lobo ha dicho muchas veces que él apoya la reelección presidencial, por lo que él ha hecho más méritos para ser derrocado que Zelaya mismo.

Lobo presionó al Poder Judicial para que anulara los juicios de Zelaya. Este es otro delito por el que Lobo debe de pagar. Si Pepe Lobo no hubiera presionado a la Corte Suprema estos delitos nunca hubieran sido anulados. La anulación de estos juicios es absolutamente ilegal.

Después de haber entregado la soberanía del país en manos de Chávez, Pepe Lobo decide negociar con Chávez el retorno de Honduras a la OEA. Además del acuerdo de Cartagena, Lobo adoptó en secreto el compromiso de entregar el país en manos de Chávez. Prueba de ello es la promoción de la Constituyente que está haciendo Lobo, cuando ya está demostrado que promover una Constituyente es algo completamente ilegal.

El promover una Constituyente sólo puede tener el objetivo de promover la reelección presidencial, es obvio que Pepe Lobo se quiere quedar en el poder, aunque lo niegue repetidas veces.

Es necesario activar el proceso de otra sucesión presidencial para detenerlo. Pero esta vez la situación será más difícil, ya que cuenta con el apoyo del Congreso y el Poder Judicial. Sólo nos queda esperar que los militares cumplan el deber que les establece la Constitución.

Problemas con esta historia

Si no fuera por las implicaciones para el país, esta historia me parecería hasta divertida, pero veo con preocupación que hay mucha gente que la cree.

No hay ninguna evidencia de que Pepe Lobo sea un agente chavista. No hay ninguna evidencia que el Poder Judicial haya actuado bajo presión. No hay ninguna evidencia de que Pepe Lobo quiera quedarse en el poder.

Pepe Lobo no es otro Mel. Pepe Lobo no está haciendo lo mismo que Mel. Pepe Lobo ha gestionado para que haya un marco legal con el que se pueda consultar al pueblo; al contrario de Mel, que quería hacer consultas electorales sin seguir los procedimientos legales.

Pepe Lobo no está promoviendo una Constituyente, sino que está abriendo el camino para que se pueda consultar sobre una Constituyente. El pueblo es el que decidirá si quiere o no una nueva constitución. No hay que tenerle miedo al pueblo.

Honduras no podrá desarrollarse si cada tres o cuatro años se dan golpes de Estado (o sucesiones constitucionales, tanto monta).

La venida de Manuel Zelaya es positiva

Contrario a lo que se temía, no se reportaron actos vandálicos y no hubo enfrentamientos con la policía.

Manuel Zelaya viene con un nuevo discurso, más conciliador. Zelaya reconoce que el gobierno de Porfirio Lobo es legítimo, y que Honduras debe retornar a la OEA.

Esto representa un cambio diametral con el discurso extremista que antes manejaba Zelaya y la llamada “resistencia”.

No entiendo las reacciones histéricas de los camisas blancas, cuando se alteran por la venida de Zelaya.

Zelaya ha abrazado el acuerdo Cartagena, el cual respeta las leyes del Estado de Honduras.

Lo malo, en mi opinión, son los distinguidos extranjeros que participaron en este evento político, apoyando abiertamente a Manuel Zelaya, quién ya no representa el Estado de Honduras. Esta abierta injerencia en los asuntos internos de Honduras es condenable.

Zelaya hizo esperar por más de dos horas a la multitud que lo esperaba, la que no resultó tan numerosa como se esperaba.

Datos curiosos sobre Manuel Zelaya Rosales

  1. Su nombre completo es José Manuel Zelaya Rosales, pero es conocido en Honduras como “Mel Zelaya”. El nombre José se omite por ser extremadamente común.
  2. El padre y abuelo de Manuel Zelaya llevaban su mismo nombre: José Manuel Zelaya.
  3. En Olancho, el abuelo de Manuel Zelaya era conocido como “Melón”, el padre como “Mel” y él mismo como “Melito”.
  4. El padre de Manuel Zelaya era derechista, simpatizaba con los regímenes militares, y prestó su hacienda para el asesinato de un grupo de campesinos (masacre de Los Horcones). Estuvo un tiempo en la cárcel y fue liberado por un indulto de la Asamblea Nacional Constituyente.
  5. Manuel Zelaya asegura ser ganadero, pero en realidad se dedicaba como su padre a cortar madera: era un maderero.
  6. Manuel Zelaya asegura ser originario de Catacamas, Olancho, pero en realidad es de Lepaguare, Olancho.
  7. Olancho es una región de Honduras a la que algunos comparan con el Viejo Oeste norteamericano, pero que tiene influencia del folklore mexicano.
  8. La música preferida de Mel son las rancheras, y aprendió a tocar la guitarra desde joven. Él ha hecho de su bigote, el sombrero stetson y las botas tejanas parte de su identidad.
  9. Zelaya empezó a estudiar ingeniería civil, pero pronto se retiró. Nunca culminó una carrera universitaria.
  10. Zelaya se casó con una prima en segundo grado: Xiomara Castro. Fue un matrimonio arreglado. Su suegro tiene nombre de mujer: Irene.
  11. Zelaya empezó su carrera política como miembro del Partido Liberal, de tendencia algo conservadora. A Zelaya nunca se le conoció como un político de izquierda hasta que estuvo en la presidencia.
  12. Zelaya, siendo diputado del Partido Liberal en los años 80, se opuso a las pretensiones continuistas del presidente Roberto Suazo Córdova, y se solidarizó con el narcotraficante Juan Ramón Matta Ballesteros cuando éste fue expulsado ilegalmente del país.
  13. Zelaya fracasó en su primer intento por obtener la candidatura presidencial del Partido Liberal. El movimiento interno que él presidió se conoció como Movimiento de Esperanza Liberal (MEL).
  14. Mel dijo en diario La Tribuna que le gustaría reencarnar en un potro olanchano.
  15. Zelaya, siendo presidente, iba a las ferias de los pueblos, y desfilaba en ellas montado en su caballo Coffee.
  16. Zelaya es aficionado a las motocicletas Harley Davidson.
  17. Relación con Micheletti: Antes de iniciar su gobierno, Zelaya gestionó para que Roberto Micheletti fuera presidente del Congreso. Micheletti fue el que le impuso la banda presidencial a Mel. Zelaya también apoyó a Micheletti en su aspiración de ser candidato presidencial.
  18. Zelaya apareció comiendo melón en CNN, para desmentir problemas fitosanitarios.
  19. Siendo presidente de la República, Zelaya se auto-nombró gerente de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica por corto tiempo.
  20. Zelaya entregó a los militares la dirección de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica por corto tiempo.
  21. Zelaya dio de que hablar con sus extravagancias durante su gobierno: cantaba acompañado de su guitarra en reuniones políticas, les dedicaba canciones a sus críticos, voló en un avión F5 por diversión, cantó con los Tigres del Norte, y estuvo a punto de ahogarse al sumergirse en traje de buzo en el mar.
  22. Hugo Chávez bautizó a Zelaya como “comandante vaquero” en la ceremonia de adhesión al ALBA en Tegucigalpa.
  23. Zelaya ordenó que cuidaran a un burro en la casa presidencial para regalárselo a un cacique indígena. Él bautizó al burro como “Palmerolo”, haciéndo referencia al aeropuerto Palmerola de Comayagua.
  24. Zelaya ordenó que los militares construyeran el nuevo aeropuerto de Palmerola.
  25. Zelaya olvidó el Padre Nuestro mientras rezaba en público por un un periodista secuestrado.
  26. Se dijo que habían sacado en pijama a Zelaya en el golpe de Estado, pero en los videos se puede observar que usaba una camiseta blanca con cuello en forma de V sobre una camiseta gris. Los militares dijeron que él había salido con su vestimenta normal.
  27. Antes del golpe de Estado, en las frecuentes cadenas nacionales que convocaba, Zelaya daba la impresión de estar drogado.
  28. Al principio del golpe se dijo que Zelaya había firmado una carta en la que renunciaba a la presidencia por problemas de salud mental. Zelaya negó haber renunciado.
  29. Zelaya le dijo a Obama que si él tenía la voluntad, lo podía restituir a la presidencia en cinco minutos. Obama respondió que “él no podía apretar un botón y restituir a Zelaya”.
  30. Después del golpe se descubrieron unas estatuas que Mel había mandado a hacer de sí mismo.
  31. En una asamblea de la ONU Mel se refirió al primer ministro de España como “Felipe Rodríguez Zapatero”, cuando su verdadero nombre es José Luis Rodríguez Zapatero.
  32. En una visita a México, Zelaya dio a entender que el presidente legítimo de México era Andrés Manuel López Obrador, aunque luego trató de negar lo dicho. Después de ser recibido como jefe de Estado, la manera en que se le sacó de México fue un tanto vergonzosa.
  33. Unos meses después del golpe, Zelaya entró secretamente en Honduras y se refugió en la embajada de Brasil, con la esperanza de iniciar una revuelta popular que lo retornara al poder, pero fracasó en su intento, por falta de apoyo popular. El presidente electo después del golpe, Porfirio Lobo, decidió sacarlo de su encierro por medio de un salvoconducto.
  34. Durante su encierro en la embajada de Brasil, Zelaya llegó a imaginar que lo atacaban con gases tóxicos, y que utilizaban tecnología israelita para torturarlo psicológicamente por medio de vibraciones de alta frecuencia.
  35. En su exilio en la República Dominicana los gastos de su estadía corrieron por cuenta del gobierno anfitrión. Zelaya pasaba los días tocando guitarra, jugando ajedrez y navegando en Internet.

Quién ganó con el acuerdo Cartagena

Me parece obvio que Pepe Lobo salió ganando con el acuerdo Cartagena, porque esta vez no tuvo que ceder en nada y obtuvo lo que quería: el regreso de Honduras a la OEA.

Todo lo que Pepe Lobo prometió ya lo había cumplido el Estado de Honduras.

Todo se logró gracias a la mediación del presidente Hugo Chávez, lo que confirma la influencia que Chávez tiene sobre Mel: la influencia que tiene un jefe sobre su subordinado.

Este acuerdo implica un cambio de estrategia del presidente Chávez: se da un tácito reconocimiento al gobierno de Lobo y se le resta importancia a la figura de Zelaya.

Tal vez Chávez prefiere negociar con Lobo —quién tiene el poder efectivo en Honduras— que con Zelaya, el cual ha fracasado repetidamente en sus intentos de asaltar el poder en Honduras; o tal vez, debido a las revueltas en Egipto, la dictadura de Chávez prefiere tomar una actitud más prudente.

Viene Mel Zelaya, ¿quién dijo miedo?

Mel Zelaya hizo un pésimo gobierno, pero ganó notoriedad internacional por ser la víctima de un supuesto golpe de Estado, eso ha sido suficiente para atraer a un grupo de seguidores que esperan recibirlo como a un mesías el sábado 28 de mayo en Honduras, mientras los hondureños que no simpatizan con Zelaya ven con desagrado su venida. ¿Cómo es posible que una persona que le ha hecho tanto daño a su país se le reciba con bombos y platillos?

Los seguidores de Mel responderán que son los “golpistas” los que han dañado al país. Ellos olvidan, convenientemente, todos los desaciertos de Zelaya, y los constantes desafíos a las instituciones hondureñas.

Se teme que el recibimiento de Mel se torne violento. No se olvidan las escenas de vandalismo protagonizadas por los zelayistas en medio de la crisis política del 2009.

Pero Zelaya ya no es presidente ni pretende serlo. El acuerdo de Cartagena implica un reconocimiento de la legitimidad del Estado de Honduras. Zelaya ya no puede pretender asaltar la casa presidencial por medio de una turba que lo cargue en hombros. Mel Zelaya no tiene superpoderes para castigar a los “golpistas”.

Pero aún así, hay gente que le tiene miedo a Zelaya.

En mi opinión, es positivo que Mel venga a Honduras. No hay por qué temer. Con su venida se le bajará el perfil internacional al drama del “golpe de Estado”. Se cierra un círculo y se derrumba el mito de que Mel es un perseguido político.

Esto es lo que muchos países han pedido: el regreso de Mel; ahora ya lo tienen, ya no hay más excusas para discriminar a Honduras y pretender seguir interviniendo en sus asuntos internos.

El ex-presidente Zelaya causará cierta agitación con su venida, al principio, pero luego dejará de ser una novedad, aunque siempre mantendrá cierto liderazgo entre sus seguidores incondicionales.

El acuerdo Cartagena es positivo

Considero que el acuerdo Cartagena es positivo, porque sirve para disminuir el nivel de confrontación en Honduras. Aunque puede resultar extraño el deseo del presidente Chávez de colaborar con Honduras para que ésta regrese a la OEA, después de su retórica extremista, acusando al gobierno de Lobo de ser una continuación del “golpe de Estado”. También es positiva la reanudación de las relaciones diplomáticas con Nicaragua.

Con este acuerdo, el presidente Lobo se anota una victoria diplomática más, ubicándose en el centro de la controversia entre las facciones encontradas de blanquitos y “resistencia”.

Un sector de la auto-denominada resistencia interpreta este acuerdo como una victoria política, mientras que otro sector cuestiona la poca transparencia de las negociaciones.

Se espera que Manuel Zelaya arribe a Honduras el sábado 28 de mayo. Se está organizando un recibimiento multitudinario por parte de la “resistencia”.

En el sector de los blanquitos también hay división, hay quienes ven este acuerdo como una traición a la patria, mientras que otros lo ven como una oportunidad para bajar el perfil de Zelaya.

Este acuerdo no significa la finalización de las tensiones. Es posible que el acuerdo sea malinterpretado por alguna de las partes, lo que creará tal vez más conflictos. Específicamente en lo que concierne a la supuesta persecución judicial de los funcionarios zelayistas.