Archivo de la categoría: politica

La teoría de la conspiración chavista

Según los blanquitos, Hugo Chávez fue el causante de la crisis política del 2,009 en Honduras.

Hay varias versiones de esta teoría, pero la más radical dice que Manuel Zelaya recibió apoyo financiero de Hugo Chávez para ganar las elecciones del 2,005 por medio de un fraude electoral, otros dicen que Manuel Zelaya se desvió hacia la izquierda chavista cuando firmó la adhesión de Honduras al ALBA.

El modus operandi de la izquierda chavista consiste en llegar al poder por medio de las urnas, y una vez en el poder destruir la democracia desde adentro, destruyendo la separación de poderes, creando nuevas constituciones políticas que les permitan obtener poderes totalitarios, estableciendo una reelección presidencial indefinida que les permita perpetuarse en el poder por medio del fraude electoral.

Esto es lo que Hugo Chávez pretendía hacer en Honduras por medio de Manuel Zelaya, porque Manuel Zelaya no es más que un lacayo de Hugo Chávez.

El gobierno de Zelaya promovió fuertemente la idea de que era necesario cambiar la Constitución para resolver los problemas de Honduras, pero nunca explicó en qué consistían esos cambios.

El plan inicial era realizar una consulta popular o plesbicito para preguntarle a la población si quería tener una nueva constitución. Esta consulta se haría el mismo día de las elecciones presidenciales: el 29 de noviembre del 2009.

Pero Zelaya nunca obtuvo la aprobación del Congreso para aprobar el marco legal que le permitiera realizar esta consulta, por lo que Zelaya decidió saltarse la ley, y para legitimar esta consulta decidió crear otra consulta, en la que se le preguntaría al pueblo si quería que se le consultara sobre el tema de crear o no una nueva constitución para Honduras.

Esta nueva consulta, totalmente ilegal, no era más que una cortina de humo de Zelaya para ganar tiempo y ocultar sus verdaderas intenciones, cosa que no logró, pues todos en Honduras se dieron cuenta de que la verdadera intención de Zelaya era perpetuarse en el poder, a pesar de que la Constitución de Honduras prohibe la reelección.

El 2,009 era un año electoral en Honduras, normalmente el tema electoral acapara la atención de la prensa, pero Manuel Zelaya opacó el tema de las elecciones con su campaña de la “cuarta urna” o consulta popular.

En esta campaña se sembró el odio contra todos los que se oponían al plan chavista de Zelaya, acusándolos de ser “instrumentos de la oligarquía”, o en el mejor de los casos: “tontos útiles”.

Era obvio que Zelaya no quería que hubieran elecciones, razón por la cual no dio los fondos suficientes al Tribunal Supremo Electoral, organismo encargado de dirigir el proceso electoral, y es por esa razón que se negó a presentar el presupuesto nacional anual, con el objetivo de malversar impunemente los fondos del Estado para invertirlos en la ilegal consulta.

Zelaya recibió resoluciones del Poder Judicial, que le prohibían realizar la tal consulta, pero él se había ensoberbecido y se creía por encima de la ley.

El 28 de junio era el día señalado para la consulta, la cual no se pudo realizar porque Zelaya fue expulsado del país, y el material electoral fue decomisado.

Se descubrió el fraude electoral que tenía preparado Zelaya, y el decreto ejecutivo en que ordenaba la inmediata convocación de una Asamblea Nacional Constituyente. Zelaya pretendía ese día disolver la Corte Suprema de Justicia y el Congreso Nacional por oponerse a sus planes totalitarios y continuistas.

Este plan de Zelaya constituía un verdadero golpe de Estado, y la expulsión de Zelaya se realizó para evitar ese golpe de Estado, pero el mundo no pudo entender esto, por la campaña de desinformación realizada por Hugo Chávez y la izquierda internacional.

La Corte Suprema de Justicia emitió una orden de captura contra Zelaya, por delitos de abuso de autoridad y traición a la patria, entre otros, pero los militares encargados de la captura de Zelaya decidieron que por cuestiones de seguridad nacional era preferible expulsar a Zelaya del territorio nacional antes de que una turba intentara liberarlo.

Para llenar el vacío de poder resultante el Congreso decidió juramentar a Roberto Micheletti como presidente de la República, a quien le correspondía ese alto cargo por ser el siguiente en la línea de mando de acuerdo a la Constitución.

Roberto Micheletti fue un presidente legítimo y no de facto, como dijeron los enemigos de Honduras, porque Zelaya había sufrido una destitución automática de acuerdo al artículo 239 de la Constitución, por haber promovido la reelección.

Roberto Micheletti se comportó como un verdadero héroe nacional al resistir la presión internacional para dimitir de su cargo.

La población tuvo que sufrir el terrorismo zelayista financiado por Hugo Chávez, por eso fue necesario decretar varios días de toque de queda, medida que sirvió para aminorar la violencia callejera.

Por su parte, Zelaya se empecinó en difamar a su país, lanzando acusaciones absurdas de violaciones a los derechos humanos, aunque después, bajo la presión de Estados Unidos, decidió firmar un acuerdo con el gobierno de Micheletti, acuerdo que desconoció cuando se dio cuenta de que no le favorecía.

Pero ya era demasiado tarde para Zelaya, por que ese acuerdo permitió el reconocimiento de las elecciones del 2,009 por parte de Estados Unidos.

Las elecciones se realizaron con éxito, a pesar del intento de boicot chavista. Pero la conspiración chavista no terminó con la toma de posesión de un nuevo presidente en Honduras.

Se ha demostrado que el nuevo presidente, el señor Porfirio Lobo, se doblega fácilmente ante los intereses zelayistas, mientras finge ser un político moderado. El presidente Lobo es parte de la conspiración chavista contra Honduras, la cual ha entrado en una nueva etapa.

Problemas con esta historia

La expulsión de Zelaya dio la impresión de un auténtico golpe de Estado. Las razones para opinar lo contrario dan la impresión de ser meras racionalizaciones.

Esta teoría de la conspiración no contó con una propaganda internacional de difusión, por lo que resultó fácil sepultar la verdad con toneladas de mentiras.

Los blanquitos exageran cuando ven la sombra de Chávez por todas partes.

La conspiración del golpe de Estado

Tanto los que estuvieron a favor del golpe de Estado (ellos lo llaman “sucesión constitucional”) como los que están en contra recurren a diferentes versiones de teorías de conspiración para explicar lo que pasó en Honduras.

Mientras en otras partes del mundo las teorías de conspiración sufren de una mala reputación, en Honduras son necesarias.

Y por supuesto, a nivel internacional, la teoría de la conspiración más aceptada es la de la del golpe de Estado.

Y siendo esto así, cabe preguntarse, si las teorías de conspiración gozan de tan mala prensa, ¿por qué en el caso de Honduras sí son aceptables?

En mi opinión, esto sucede así por la mala imagen que se tiene del país a nivel internacional. A mucha gente se le hace difícil pensar que el gobierno de Estados Unidos, por ejemplo, pueda conspirar contra su propio pueblo, pero es más fácil pensar que un país pequeño y con mala fama, como Honduras, pueda hacerlo.

La teoría de la conspiración del golpe de Estado

Según el grupo que asegura que en Honduras hubo un golpe de Estado, conocido como la “resistencia”, Manuel Zelaya fue el mejor presidente que haya tenido Honduras, el que tuvo el valor , como ningún otro, de confrontar a los “grupos de poder”. Prueba de ello fue el desproporcionado aumento al salario mínimo y el proyecto de la “cuarta urna”, por medio de la cual iba a inaugurar la soberanía popular y la democracia participativa. Su afiliación con los gobiernos progresistas de Latinoamérica aglutinados en el ALBA no daba lugar a dudas sobre sus sanas intenciones.

Por eso la oligarquía hondureña se atemorizó, porque veía como se le iba de las manos el poder, por lo que decidió conspirar para dar un golpe de Estado, contando con la secreta aprobación de Estados Unidos. De hecho, fue Estados Unidos el que tomó la iniciativa para dar el golpe de Estado, ya que la torpe oligarquía hondureña es demasiado servil para atraverse a dar un golpe de Estado sin la aprobación del Tío Sam.

Los conspiradores fueron un grupo de empresarios de ascendencia árabe que se han apoderado del país por medio del poder económico, explotando a los nativos y a sus recursos naturales. Este grupo de empresarios árabes utilizaron a los militares para dar un golpe de Estado militar con cierta apariencia de ser un régimen civil. Roberto Micheletti aparecía como un presidente civil de facto, aunque en realidad solo era una marioneta en manos de los militares.

Los militares tomaron el control del Congreso y de la Corte Suprema de Justicia.

Al saber del golpe de Estado, el pueblo salió inmediatamente a las calles para protestar por el golpe de Estado militar salvaje, y repudiar al dictador Micheletti, por lo que fue reprimido por el régimen de facto por medio de torturas, asesinatos y desapariciones.

Los muertos, torturados y desaparecidos se cuentan por miles, es una verdadera masacre; sin embargo, uno no podía darse cuenta de esto por los medios de comunicación hondureños porque todos fueron controlados por los golpistas. Todos los medios de comunicación anti-golpistas fueron cerrados. Los canales de internacionales de noticias como CNN fueron censurados.

La oligarquía organizó pequeñas marchas de empleados del gobierno y de la empresa privada golpista para dar la impresión de que tenía respaldo popular, pero no lograron convencer a nadie.

Estados Unidos denunció públicamente el golpe de Estado mientras seguía financiando a los golpistas.

Con la ayuda de Estados Unidos se organizaron unas elecciones fraudulentas a las que asistió menos del 5% de la población, y sin embargo, Estados Unidos reconoció a esas elecciones como válidas.

Con estas elecciones se pretendió lavar la cara del golpe de Estado, aunque la triste realidad es que los militares continúan en el poder por medio de la represión salvaje y brutal, pero esto se le oculta a la opinión pública internacional por medio de la campaña de desinformación del imperialismo yanqui.

El pueblo hondureño continúa creyendo en que Mel Zelaya es su mesías, y que muy pronto vendrá a liberarlo de las cadenas de la oligarquía.

Pero la realidad es que…

No es cierto que Mel Zelaya haya hecho una excelente gestión como presidente a favor de los pobres. Zelaya se caracterizó por su forma caótica de gobernar, él despilfarró los dineros de la condonación de la deuda. A Zelaya no lo sacaron por favorecer a los pobres, sino por pretender saltarse por la barda las reglas del juego político.

No hay ninguna evidencia de conspiración para dar un golpe de Estado. La expulsión de Mel Zelaya del país al parecer fue un evento inesperado. Micheletti asumió el poder porque era el que seguía en la línea de mando según la Constitución. No hay ninguna evidencia de que los militares haya ejercido el poder. Micheletti dirigió un gobierno civil. El Congreso y la Corte Suprema de Justicia continuaron con los mismos funcionarios que había durante el gobierno de Zelaya.

Los grupos que apoyaron a Zelaya fueron y continúan siendo una minoría. Los reportes de abusos de derechos humanos fueron manipulados políticamente para perjudicar a Honduras. Los medios de comunicación zelayistas siguieron operando en medio de la crisis, difamando e incitando a la población a la violencia.

Las elecciones fueron todo un éxito, y han sido la base para el reconocimiento internacional del gobierno de Honduras. No hay ninguna evidencia de que Estados Unidos haya participado en el derrocamiento de Zelaya, antes bien, al contrario, presionaron para el regreso de Zelaya al poder, y continúan considerando lo sucedido el 28 de junio del 2009 como un golpe de Estado.

Favorecen a Mel Zelaya, le anulan juicios

“Le doblaron el brazo a la Corte Suprema de Justicia, la forzaron a anular los juicios contra Zelaya para que Honduras pueda vuelvar a la OEA”.

Eso es lo que dicen los medios anti-zelayistas como TEN Canal Diez, pero no hay ninguna evidencia de esto.

Se quejaban los blanquitos de que Zelaya no tenía ningún respeto por la ley, y que había que rescatar el Estado de Derecho.

Pues bien, la anulación de los juicios de Zelaya se hizo siguiendo los principios y formalidades legales. Por lo tanto, hay que respetarlo. Si no les gusta, pues que se aguanten. La justicia no puede pretender agradar a todos.

Se les olvida que la expulsión de Zelaya fue algo ilegal. Todo ciudadano tiene derecho a un debido proceso, y a no ser sacado del país por la fuerza. Cuando se violenta este derecho, pueden venir consecuencias legales, como la anulación de juicios.

Por su parte, los zelayistas andan equivocados si piensan que con esto se termina la acción legal contra Zelaya. El Ministerio Público ha decidido no apelar la desición de la Corte de no anular los juicios, pero eso no significa que no vuelvan a iniciar un nuevo proceso en su contra.

La anulación de los juicios no significa la admisión de que Zelaya sea inocente de las acusaciones que se le hacen, y mucho menos significa admitir que hubo un golpe de Estado el 28 de junio del 2009.

El mismo Zelaya ha dicho que “todavía continúa la persecución en su contra”, que todavía no tiene garantizado sus “derechos constitucionales”. Es decir, que él pretende gozar de total impunidad como condición para volver a Honduras.

"Honduras is Open for Business" y el Ferrocarril Interoceánico

Por: J. Augusto Irías Cálix

Es de reconocer la labor y las gestiones del Ministro de Relaciones Exteriores, el Ing. Mario Canahuati y su viceministro Alden Rivera en la organización de la gran conferencia de empresarios e inversionistas “Honduras is Open for Business”, que se verificará del 5 al 6 de mayo próximo en la capital industrial de Honduras: San Pedro Sula.

Los participantes son personas de negocios y jefes de Estado a nivel mundial, que en número de más de 300 ya tienen confirmada su participación y reservados sus cupos en empresas aéreas y hoteles de 5 estrellas de San Pedro Sula. La mayoría de los visitantes son de Corea, Lituania, Alemania, Suiza, Italia, España, América Latina, Canadá, Estados Unidos de Norteamérica, Taiwán, China Continental; y otros más.

El vicecanciller confirmó la presencia de personajes de renombre mundial como el mexicano Carlos Slim, considerado el hombre más rico del mundo, quién ya tiene su reservación, y hará una exposición oratoria de 30 minutos. De igual forma estará presente el ex-presidente de Colombia, Don Álvaro Uribe, al igual que el presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, quién recientemente estuvo en Tegucigalpa confirmando su participación; también estarán presentes el presidente del banco Interamericano (BID): Carlos Moreno y Mr. Paul Romer, creador de la idea de las “ciudades modelo”.

Entre los proyectos que se destacan como prioritarios en el desarrollo económico de Honduras está la construcción de un ferrocarril interoceánico electromagnético, sin ruedas, que viaja sobre un colchón magnético y desarrola una velocidad de 430 kilómetros por hora. Mi propuesta es que este ferrocarril parta de la bahía de Puerto Castilla en el puerto de Trujillo con ramal al puerto de La Ceiba, Tocoa, Dulce Nombre de Culmí, aeropuerto internacional de El Aguacate, sitio de “San Cálix” en Catacamas, Juticalpa, Campamento, Danlí, Tegucigalpa, Puerto de San Lorenzo y terminando en el puerto de Amapala.

Este tren electromagnético funcionaría con energía hidroeléctrica suministrada por las represas en construcción del Patuca 1, 2 y 3 situadas en el departamento de Olancho; y sería un “canal seco” que competiría con gran éxito con el Canal de Panamá.

Hacemos destacar una publicación del diario La Tribuna del 10 de noviembre del año 2004, cuyo titular dice: “Empresarios de China Popular quieren construir Ferrocarril Interoceánico”. En una conferencia celebrada en la cámara de comercio de San Pedro Sula, presidida por el Ing. Carlos Kattán Salem, le manifestaron su deseo de materializar este proyecto, pero hasta el día de hoy los gobernantes que hemos tenido no han mostrado ningún interés en desarrollar el país. Ojalá que en esta oportunidad sí se haga.

A don Carlos Slim le proponemos: que funde una empresa aérea como la que funcionó hace años con el nombre de empresa “SAHSA”, que funde un periódico que lleve el nombre de “La Antorcha de Tegucigalpa”, que funde una empresa para la explotación petrolera que tenemos en la laguna de Caratasca, Olancho y las costas del Océano Atlántico, ya que existen estudios de trabajos de explotación hechos, y cuyos pozos fueron sellados como reservas de “USA”. También exito a los hermanos salvadoreños que vengan a invertir a Honduras, a los consorcios : Diego H. de Sola, Corp., Grupo Poma, Grupo Roble, Armando Calderón Sol, Hoteles Inter-Continental, etc.

Es imporante recordar: que Honduras está situada en el cinturón de América, que tiene dos mares, abundantes ríos, lagos y lagunas, y un clima tropical donde nadie se muere de frío. Recordemos también que los barcos más grandes del mundo tienen como destino las islas de Roatán, Guanaja y Utila. Y pronto tendremos energía hidroeléctrica para exportar, y tenemos como aliados comerciales a Taiwán y China Continental, y recordemos que siempre hay espacio para el Japón y que Cristóforo Colombo (Cristobal Colón) descubrió el continente americano al desembarcar en Trujillo el 14 de agosto de 1502 (¡hace 509 años!).

Salvador Nasralla para Presidente

Gran revuelo ha causado la noticia de que Salvador Nasralla ha decidido aspirar a la presidencia de Honduras.

Es el tema del momento en las redes sociales como Facebook y Twitter.

Sin embargo, la realidad es que Nasralla todavía no ha decidido lanzar en forma oficial su candidatura.

Hoy en el programa Frente a Frente se le vio inseguro ante las preguntas del moderador (Renato Álvarez) cuando éste le preguntó si su candidatura era en serio, o si si solo era una reacción emotiva ante un contratiempo.

Dialogando con el otro invitado, el politólogo Edgardo Rodríguez, Nasralla reconoció su ignorancia en temas políticos, y se dio cuenta que el asunto no era tan fácil como se había imaginado.

Nasralla es conocido por su periodismo deportivo en la televisión. En su programa dominical “Cinco Deportivo” él incluye algo de crítica social utilizando el sentido común. Sus opiniones son muy respetadas por muchas personas.

Al principio se habló de una candidatura independiente, pero ahora Nasralla, contando con más información, considera que no sería suficiente, ya que no controlaría el Congreso, porque todos los diputados serían de la oposición.

Nasralla ha sido duro en su crítica de los partidos tradicionales. El politólogo Edgardo Rodríguez considera que Nasralla debería moderarse en sus críticas, ya que el debilitamiento de los partidos políticos abre las puertas a líderes mesiánicos que luego utilizan el poder en contra de la población.

No cabe duda que Nasralla ha despertado el entusiasmo de muchos hondureños, que ya están cansados y decepcionados de la política tradicional. Nasralla es una persona inteligente que hace comentarios interesantes, pero en mi opinión Nasralla no está preparado para emprender con éxito una aventura presidencial, porque no tiene la formación política necesaria. Él puede tener buenas intenciones, pero las buenas intenciones no son suficientes para resolver los problemas del país.

Qué hay de malo con los blanquitos

Yo fui uno de los que apoyó el derrocamiento de Zelaya, porque a mi parecer éste nos llevaba al camino de una dictadura, y había que pararlo antes de que fuera demasiado tarde.

Sin embargo, no comparto el radicalismo que han manifestado algunos de los miembros más radicales del grupo de los “blanquitos”.

Se les llama “blanquitos” en forma algo despectiva a los que apoyaron el régimen de Micheletti después del derrocamiento de Zelaya. Este nombre de “blanquitos” surgió por las marchas en las que iban vestidos de blanco los simpatizantes de Micheletti.

La organización llamada “Unión Cívica Democrática” (UCD) surgió espontáneamente como respuesta al proyecto de la “cuarta urna” que buscaba cambiar la Constitución del país.

Esta organización se ha debilitado después de la toma de posesión del presidente Lobo, ya que éste no ha seguido la línea dura de los que adversan a Zelaya.

Esto demuestra que la UCD es más una organización “reaccionaria” que cívica. La UCD no ha presentado ninguna propuesta de desarrollo del país, y solo se interesa en llevarle la contraria a los zelayistas.

Los más radicales anti-zelayistas se opusieron al traslado de la frecuencia de canal 8, aduciendo que era un acto de expropiación ilegal del gobierno, lo cual se demostró que era falso. Diario El Heraldo hizo una fuerte campaña insistiendo en esta mentira, a pesar de jactarse en su eslogan de ser “la verdad en sus manos”. Por este tiempo dejé de leer asiduamente este diario

El Heraldo se caracteriza por tener un sesgo anti-zelayista demasiado pronunciado. Yo no soy un simpatizante del zelayismo, pero tampoco estoy de acuerdo en que se distorsionen las noticias para favorecer al anti-zelayismo.

Diario El Heraldo no desperdicia la oportunidad de llamar “ex militar golpista” a Hugo Chávez, cuando no viene al caso.

Algunos de los más radicales blanquitos incluso han hablado de darle un golpe de Estado al presidente Lobo, por haber supuestamente expropiado al canal 8.

Los blanquitos se oponen al diálogo con los zelayistas. Mantienen una actitud vengativa que en nada beneficia al país. Fue a través del diálogo con los representantes de Zelaya que se firmó el acuerdo Tegucigalpa–San José, el cual permitió el reconocimiento de Estados Unidos a las actuales autoridades de Honduras. Si los radicales blanquitos se hubieran salido con la suya, hubiera resultado más difícil lograr el reconocimiento de otros países.

La actitud de los blanquitos de preferir la confrontación al diálogo produciría mayor violencia sin sentido.

Yo apoyo la iniciativa del presidente Lobo de dialogar con Hugo Chávez. Los blanquitos se escandalizan de esto, porque consideran que él es una especie de encarnación del diablo. Por mi parte considero que hay que negociar con el diablo si es necesario, y que si Hugo Chávez ahora quiere colaborar con Honduras hay que permitírselo.

Los blanquitos son más papistas que el Papa al oponerse a Petrocaribe, cuando el mismo Micheletti lo aprobó cuando fue presidente del Congreso.

Es cierto que Petrocaribe no proporciona combustibles más baratos, pero nos da la oportunidad de pagarlo a plazos con tasas de interés muy bajas, lo que resulta en un excelente negocio para el país.

Los blanquitos critican los supuestos delitos de Zelaya, pero se hacen los locos con las denuncias de corrupción en el gobierno de Micheletti.

Los blanquitos critican duramente a los maestros por sus luchas gremiales, sin interesarse en examinar cual es el origen de sus reclamos. Los blanquitos hablan como si el Estado no tuviera ninguna responsabilidad por las protestas del magisterio.

Los blanquitos se oponen a los proyectos de desarrollo innovadores, como el de las ciudades modelo, demostrando su carácter de reaccionarios que se oponen al cambio.

Los blanquitos abrazan fracasadas teorías de libre mercado, inculcando el miedo al comunismo. El anti-comunismo de los blanquitos raya en el absurdo. Por mi parte considero que el socialismo bien entendido es una bella esperanza para la humanidad.

Honduras y el Japón pueden complementarse en su desarrollo tecnológico

Por: J. Augusto Irías Cálix

Por información internacional de prensa del día 19 de marzo de los corrientes hemos tenido conocimiento de que un Diputado Vice-Presidente de la Cámara Baja de Rusia y Jefe del Partido Liberal-Demócrata, Sr. VLADIMIR CHIRINOWSKY, solicitó PROPONER AL GOBIERNO DE JAPÓN que desplace su población a los amplios espacios desocupados de Rusia, frente a la inminente destrucción sismológica que la destruye.

El Diputado Chirinowsky pide al gobierno de Rusia que inicie “pláticas o consultas” sobre la posibilidad de la ubicación de la población japonesa en el inhóspito territorio de SIBERIA, donde la temperatura —según el escritor Enrique Jardiel Poncela— autor del libro: “Espérame en Siberia, vida mía”, desciende de 50 a 80 grados bajo cero.

SOBRE ESTE PARTICULAR, SE ME OCURRE, que el gobierno de Honduras debería ofrecerle la instalación de gran parte de la población japonesa al gobierno de aquel país, bajo las condiciones de trasladar sus fábricas de automóviles y toda su tecnología a lugares como el Depto. de Olancho, Depto. de Colón y La Mosquitia; así como el de construir un FERROCARRIL INTEROCEÁNICO ELECTRO-MAGNÉTICO, que se inicie en el Puerto de Castilla, Trujillo, ramal a La Ceiba, Tocoa, Dulce Nombre de Culmí, Aeropuerto Internacional del AGUACATE: (SITIO DE SAN CÁLIX): Catacamas, Campamento, Danlí, Tegucigalpa, San Lorenzo y terminar en el Puerto de Amapala. Esto sin cobrar un centavo.

Así como construir todas las carreteras pavimentadas de Honduras a 4 carriles, construcción de fábricas de aviones comerciales, construcción de represas hidroeléctricas, construcción de Hospitales y Centros de Salud a nivel nacional, etc, etc, etc.

Habría que establecer y estudiar la posibilidad de un co-gobierno, con ingresos mancomunados en un 50% para ambas partes.

Es importante recalcar, que la posición geográfica y estratégica de nuestra República de Honduras en el centro del cinturón del continente americano, le da el privilegio de merecer, a cambio del territorio que se de en administración, la completa instalación tecnológica e industrial de la República del Japón.

Desde luego que se tiene que hacer un estudio de factibilidad que favorezca a ambas partes; y que sea aprobado por el Poder Ejecutivo y el Congresso Nacional.

Estamos viviendo en el Siglo de las grandes transformaciones humanas y tecnológicas; con la instalación del Ferrocarril Interoceánico Electro-Magnético, que tiene una velocidad de 400 a 500 kilómetros por hora, se construirá un CANAL SECO que competirá con el CANAL DE PANAMÁ!!!

AL PARTIDO NACIONAL LE TOCA REALIZAR ESTAS GRANDES TRANSFORMACIONES EN BENEFICIO DE TODO EL PUEBLO HONDUREÑO.

*****************

Y como noticia de última hora, informamos:

Que el programa internacional de noticias “CNN” en español, hoy 7 de abril (9:30 A.M. hora de Honduras) otro terremoto atacó nuevamente al territorio de Japón con una intensidad de 7.20 grados en la escala de Richter.

Lamentamos profundamente este trágico acontecimiento, del cual en el momento se desconocen los daños causados en vidas y propiedades. Por tal motivo, excitamos muy atentamente al Sr. Presidente de Honduras a fin de que ofrezca al gobierno, empresarios y pueblo de Japón, previos convenios bilaterales, nuestro territorio y así construir una “República Modelo”, construyendo un ferrocarril inter-oceánico, electro-magnético que parta de Puerto Castilla, Tocoa, Culmí, aeropuerto “El Aguacate”, sitio de “San Cálix” , Catacamas, Juticalpa, Campamento, Danlí, Tegucigalpa, San Lorenzo y el Puerto de Amapala, e instalen sus fábricas de automóviles en Olancho, con la energía eléctrica de las represas del Patuca 1, 2 y 3. Gloria a Dios en las alturas, y en Honduras paz a los hombres de buena voluntad.

Carta pública de Juan Ramón Mata Ballesteros

Lo siguiente apareció como un campo pagado en el diario La Tribuna de hoy:

23 AÑOS

Hoy 5 de abril, se cumplen 23 años de la entrega de mi vida, por parte de los gobernantes de mi país, en ese período, a las autoridades de Estados Unidos; violando todos mis derechos, obviando hasta el más mínimo procedimiento jurídico. ¡Fui víctima del más vil de los SECUESTROS!

Cuando fui secuestrado mis abogados interpusieron una demanda de Hábeas Corpus ante el gobierno de los Estados Unidos; en la resolución de dicha demanda, quedó claro que Honduras no presentó protesta ante USA por este hecho; fue una anuencia tácita a este irregular procedimiento.

Han sido 23 años en los que cada día ha sido de lucha permanente, en busca de “recuperar mis derechos”. Algo por demás doloroso, pues los derechos se adquieren al nacer y de los mismos no nos han de despojar. ¡Sin embargo, esa es mi triste realidad!

Fui llevado a tres juicios, en los que fui sentenciado y condenado ilegalmente. Dichas condenas se apoyaron en testigos amañados, en conjeturas ajustadas al capricho de los fiscales de turno. Las sentencias que me impusieron desbordan cualquier pena aplicada en nuestro país.

Por otro lado está mi estatus dentro del régimen penitenciario, los años pasan y no logro ser incluido en programas que alivien mi permanencia en este sitio. Justo en este momento mi abogado ha radicado una demanda, para ver si es posible que esta situación cambie. No pido privilegios, simplemente que se me permita lograr lo que por tiempo y conducta me corresponde.

En este triste aniversario, ¡23 años! sería sano y justo, por el respeto que todo ciudadano merece y que ampara la Constitución, que a quienes corresponda, den cumplimiento a lo que manda la ley, con relación a velar por los derechos, a exigir su cumplimiento, sea quien sea el ciudadano violentado.

Reflexionando, me llena de esperanza el ver que en el país la lucha por mantenernos dentro de un régimen democrático, es constante. Por esto no pierdo la fe de que algún día, en algún momento, seré resarcido de los atropellos sufridos, y podré regresar a mi patria, al lado de los míos, a finalizar mi vida.

Pido a Dios ponga sus manos llenas de bondad en nuestro país y como hermanos los hondureños puedan vivir en paz, la violencia cese, y retorne la armonía. ¡Que la tolerancia y el respeto a la vida se impongan!

Juan Ramón Mata del Pozo

Cunde la violencia en Honduras

La violencia en Honduras ha llegado a niveles alarmantes.

Las páginas de sucesos de los diarios están llenas de muertos.

La violencia se sufre en todos los estratos sociales, sin distingo de sexo ni edad, pero las personas se preocupan más cuando mueren personajes de alto perfil, como diputados, empresarios, abogados, periodistas y religiosos. Un personaje importante que muera vale por cien desconocidos.

Honduras forma parte de una lista negra de países con gran influencia del narcotráfico.

El gobierno está dando palos de ciego, se nota que ha perdido el control en el tema de la seguridad ciudadana.

Para combatir la delincuencia se están proponiendo toda una serie de medidas desacertadas, como sacar a los militares a las calles para combatir el crimen, cuando no es esta la función de los militares.

Para combatir el sicariato se está proponiendo prohibir que se conduzcan dos personas en una motocicleta. Muchos atentados se han realizado por dos personas en una motocicleta, mientras uno conduce, el otro dispara. Con esto se afectaría a muchas personas para las que comprar un automóvil resulta un lujo, por el delito de una ínfima minoría.

Hay quienes han propuesto que Estados Unidos construya una base militar en la Mosquitia para combatir el narcotráfico, y ya se está volviendo a habla de la pena de muerte.

Esta situación de violencia generalizada es aprovechada por grupos maliciosos de activistas de derechos humanos, que denuncian el asesinato de mujeres y homosexuales, como si hubiera una campaña sistemática del gobierno para perjudicar a estos colectivos. Se habla de femicidios, una palabra que no tiene un significado preciso, para perjudicar la imagen del país.

Toda esta violencia evidencia en mi opinión un fracaso del sistema socio-económico hondureño en particular, y del sistema capitalista a nivel general.

La Resistencia dividida

La resistencia está claramente dividida. Es lo que ha demostrado la asamblea del pasado fin de semana (26-27/02/11).

El llamado Frente Nacional de Resistencia Popular (FNRP) contra el golpe de Estado ha sido abandonado por la llamada Resistencia Liberal o Liberales en Resistencia, por el partido Unificación Democrática y la facción resistente del PINU, y solo ha quedado un grupo de asociaciones gremiales anteriormente conocido como Bloque Popular.

Este grupo del Bloque Popular en forma intolerante ha discriminado a los demás grupos que denunciaron el supuesto golpe de Estado, incluyendo a asociaciones indígenas, feministas y homosexuales.

Se ratificó en el cargo de coordinador del grupo al ex-presidente Manuel Zelaya, quien ha dado instrucciones para que el FNRP no forme un partido político. Sin embargo, el FNRP aspira a controlar el poder, y para ello necesitará echar mano de otros recursos ajenos al concurso electoral, como desestabilizar al gobierno para dar un efectivo golpe de Estado.

Era de esperarse que un grupo que se aferra al pasado como razón de existir pierda vigencia. Seguir insistiendo en el asunto del golpe de Estado no va a traer ninguna mejoría al país. Después de haberse realizado exitosamente las elecciones en el 2009 la llamada “resistencia” contra el golpe carece de relevancia.

Con la decisión de Zelaya de evadir la lucha electoral y discriminar a los liberales en resistencia, Zelaya confirma de hecho su separación del Partido Liberal que lo llevó al poder. No se le puede pedir a un partido político que no participe en elecciones porque pierde su razón de ser.

Además, su denuncia del golpe de Estado queda en entredicho, cuando están apoyando a un régimen como el de Hugo Chávez, que se complace en apoyar el genocidio perpetrado en Libia por el dictador Muamar Gadafi.

Las supuestas violaciones de los derechos humanos en Honduras durante el supuesto golpe de Estado no son nada en comparación con la carnicería “socialista” del dictador africano en Libia, que ha ha contratado mercenarios para que masacren a su propio pueblo.

Si el FNRP fuera verdaderamente popular, la estrategia para conquistar el poder no podría ser más simple: formar un partido político, ganar las elecciones, y una vez el poder cambiar el sistema desde adentro para convertirlo en una dictadura populista, haciendo la Constituyente en la que tanto insisten.

Pero tal parece que no creen realmente tener el respaldo popular que se traduce en votos, y confían más en la insurrección y en la violencia.

Y como excusa para no participar en las elecciones ponen condiciones: el regreso de ex-presidente Zelaya en total impunidad, la Asamblea Constituyente y el desmantelamiento de la Corte Suprema de Justicia y de las Fuerzas Armadas. Cuando lo lógico sería que hicieran todas estas cosas después de haber conquistado el poder y no antes.

Cualquier fuerza política que quiera desarrollar su propia agenda necesita primero conquistar el poder. Este es un principio básico de la actividad política.

Pero antes de conquistar el poder necesitan explicar al pueblo cual es su verdadera agenda, en qué consisten los cambios que quieren hacer, qué es exactamente lo que quieren cambiar de la Constitución. Deben explicar estas cosas para que la gente sepa a lo que se atienen cuando votan por ellos.

Pero son incapaces de hacerlo, o no quieren hacerlo, porque en el fondo la Constituyente solo es un eslogan vacío para disfrazar una torpe dictadura populista.