«

»

may 18

Así murió Gustavo Álvarez Martínez

La Biblia en una vida y en una muerte

Por Longino Becerra

Cuatro días estuvo Álvarez en San José. El 5 de marzo, a la 1:00 pm. salió para Miami, a donde llegó a las 7:00 pm. En el aeropuerto fue recibido por autoridades norteamericanas las que lo llevaron a un alojamiento que le tenían predestinado. Su estancia en Norteamérica dura cuatro años, desde el 5 de marzo de 1984 hasta el 9 de abril de 1988, período en el cual se ocupó, básicamente, de dos cosas: 1) hacer informes sobre la situación política y militar del área centroamericana para organismos de inteligencia, y 2) asistir a los cultos de la iglesia protestante El Nazareno, a donde hubo de incorporarse por influencia de una hermana carnal suya, interesada en ayudarlo a compensar los desequilibrios emocionales que le producía el recuerdo de los crímenes perpetrados en Honduras. Inconforme con las condiciones de vida que llevaba en Norteamérica, pues él esperaba un trato mejor allí, según lo expresó en declaraciones publicadas en el diario La Tribuna el 4 de mayo de 1987, decide volver al país el sábado 9 de abril de 1988.

El arribo a las 3:40 desde Miami se hizo bajo estrictas medidas de seguridad y nadie pudo entrevistarlo. Fue hasta el día siguiente, domingo 10, que el periodista de ACAN-EFE, German Reyes, pudo hablar con él en la propia casa del General. Allí, ante varias preguntas específicas, declaró: “No temo por mi vida porque soy cristiano; obedezco lo que dijo Cristo en sus palabras y vivo de acuerdo a eso… Si alguien cree que yo he hecho eso [desaparecer y asesinar personas] y tiene algo contra mí, que me lo demuestre pero en los tribunales y que no anden hablando tonterías en la calle. No descarto que los subalternos que tuve hayan cometido algunas violaciones. Cuando se ocupan puestos en las Fuerzas Armadas, a uno siempre le cargan el muertito. Eso a mí no me preocupa. Primero me cargaron 300; luego me bajaron a 100, me hicieron un favor. No sé, me han ido bajando la cuota. A todos los que me hicieron daño los he perdonado, así como Dios me perdonó mis pecados, y yo no tengo que ser juez de nadie. Regreso a Honduras como un cristiano que recibió a Jesucristo como mi Señor y Salvador en agosto de 1985. Así como Dios me sacó de Honduras, porque fue por su voluntad que perdí mi trabajo y mi carrera, por su misma voluntad regreso al país”.

Eso hizo exactamente, es decir, dedicarse a hablar de Cristo y del perdón de sus pecados. A los pocos días de su retorno comenzó a vérsele con una Biblia bajo el brazo en varias congregaciones protestantes de Tegucigalpa. Algunas veces los pastores lo hacían subir al púlpito para que predicara, lo que le fue formando en la cabeza otra paranoia distinta a la de matar: la idea de que iba en camino a la santidad. Así lo dijo el 25 de octubre de 1988 en La Ceiba, como informó al día siguiente un reportero de Diario Tiempo. “El ex-jefe de las Fuerzas Armadas, general Gustavo Álvarez Martínez, afirmó en comparecencia pública estar en proceso de “santificación”, gracias a que el Espíritu Santo ha permitido que “muera lo negativo” y nazca dentro de él una nueva criatura”. Lo que preocupó a varios sectores del poder político, hondureño y norteamericano, es que durante esas comparecencias de fanatismo religioso Álvarez aludía a los hechos en que se vio involucrado diciendo que él “obedeció órdenes de autoridades superiores, así que no era el único responsable”.

De ese modo vino a sumarse un motivo más de los muchos que ya tenían varias fuerzas políticas interesadas en liquidarlo físicamente, unos por venganza y otros por miedo a que hablara más de la cuenta. Así llegó el miércoles 25 de enero de 1989. El general salía de su casa en la colonia Florencia Norte, de Tegucigalpa. Iba en busca, a las 10:15 a. m., de su hermano Armando Álvarez para que lo acompañara a una librería religiosa con el objeto de seleccionar un ejemplar de la Biblia que utilizaría durante una próxima campaña evangelizadora promovida por iglesias protestantes de Estados Unidos. Lo acompañaba en esta diligencia su chofer, el costarricence Adolfo Abreu. Al llegar su automóvil a la intersección del Bulevar Suyapa, frente a la Iglesia Episcopal, hizo el alto de rigor. En ese instante, un grupo de hombres que lo esperaban con uniformes de la Empresa de Energía Eléctrica y armados con subametralladoras, dispararon varias ráfagas sobre el vehículo, matando en el acto al chofer e hiriendo al tico Abreu. Por su parte, Álvarez recibió 18 proyectiles en distintas partes del cuerpo y no murió en el acto, por lo que, según Abreu, alcanzó a decir: “¡Ay, no hagan eso conmigo!”. Varios minutos después, en ruta hacia el hospital, expiró.

¿Quién mató a Álvarez ese 25 de enero de 1989? Un grupo de izquierda, el “Movimiento Popular de Liberación Cinchonero (MPL-C)” dio un comunicado ese mismo día para atribuirse la hechura de la acción. Sin embargo, el documento no convenció a muchas personas por su pésima redacción, su estilo poco acorde con el habitual en una izquierda imbuida de doctrina revolucionaria y el empleo de giros propios de los ejércitos profesionales. Además, el comando que ejecutó la acción necesariamente tuvo que contar con un efectivo servicio de inteligencia para conocer el movimiento que iba a realizar Álvarez a esa hora, hecho que no estaba en la capacidad del modesto grupo “Cinchonero”, aunque tuviera la asistencia del “Farabundo Martí” de El Salvador, como había ocurrido en el secuestro del avión SAHSA el 27 de marzo de 1981 y el asalto a la Cámara de Industria y Comercio el 17 de septiembre de 1982. Tomando el cuenta el tipo de operativo montado contra Álvarez y las numerosas fuerzas que en ese momento deseaban silenciarlo, entre ellas la CIA, el ejército, los guerrilleros de Honduras y El Salvador, los compinches suyos en APROH o en el gobierno, etc., siempre quedó la duda acerca de quién realmente mató al general aquella mañana de enero.

Tomado del libro “Evolución Histórica de Honduras” de Longino Becerra (2009). Editorial Baktún.

15 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. Janpedrano

    Interesante información para los que estábamos pequeños para vivir y entender esa época turbulenta.

  2. Eduardo Jallu

    Ojala estuviera vivo !!!

    NO estariamos en esta situacion en HOnduras con un presidente que le tira al Chavizmo !!!

    1. carmen

      basboso diga lo que diga es un asesino, y ese era su destino

  3. scorpion68

    solo dicen lo malo pero nunca mencionan por ejemplo que la economia esta muchisimo mejor, que el lempira estava al dos por uno comparado con el dollar,que habian fuentes de empleo, que se podia andar por la noche sin ningun miedo de ser asaltado y que el pais en general se sentia protegido y que ningun pais del area de atrevia a nisiquiera insinuar que podria invadir o atacar a nuestra Honduras porque por miedo al General Gustavo Alvarez Martinez y estoy seguro que muchos de los que en ese tiempo se oponian desearian que el estuviera en el poder denuevo y haber si chavesito se atreviera a retarlo como esta haciendo en estos momentos con Honduras. cuenten tambien lo bueno no solo lo malo que al fin y al cabo como decia el siempre le hachancan todo lo malo al que manda mas. senores esto pasa hasta en el trabajo mas pequeno si usted es el gerente o supervisor en algun lugar muchas veces usted es el ultimo en enterarse de lo que hacen o hicieron sus trabajadores. si quieren hablar hablen pero con dignidad y la verdad. como por ejemplo eso de que el dijo "ah no hagan eso commigo"eso se lo inventaron el que lo digo fue Abreu que en ese entonces era unicamente el prometido de la hija del General que que andaba en Honduras de visita para conocer a toda la familia de la que ahora es su esposa.

  4. scorpion68

    Y el General si murio con su biblia en la mano pero no para protegerse en ella sino para dejarle saber a sus verdugos que unicamente estaban asesinando el cuerpo pero no el alma

  5. Anonymous

    el general Romeo Vásquez Velásquez va a terminar de esa misma forma, son militares usados por grandes intereses políticos y económicos y luego los desechan a la basura bajo una ráfaga de metralleta. Lamentable.

    1. carmen

      dios te oiga

  6. Daniela24

    scorpion y eduardo jallu si eduardo becerra lanza hubiera sido su hermano ,amigo o familiar o tomas nativi su padre o cientos de los desaparecidos asesiandos y torturados de esa epoca ustedes no pensarian de esa manera , scorpion me gustaria verte en esa epoca saliendo en la noche a ver si las bestias no te iban agarrar para convertirte a vos en una , alavarez martinez era el diablo en persona mancho la historia de nuestro pais con sangre, desapariciones, muertes, torturas etcc… no se como podes desear que alguien que mataba y torturaba a sangre fria este vivo y mucho menos viviendo en nuestro pais !!! todo en esta vida se paga y si no lo pagas aqui para algo esta el infierno ! y asi como alvarez martinez le va llegar su hora al asesino dictador de micheletti y a romeo vasquez ninguno de los crimenes cometidos por ellos van a quedar en la impunidad! companero eduardo becerra aun te debemos una patria gracias por el legado que nos dejaste que fue estudio y lucha! eduardo becerra vive en nuestros corazones y en nuestros ideales !! digamos no a la ditadura militar de micheletti y romeo vasquez ! que viva Honduras!!

  7. Anonymous

    la verdad el tipo ese deberia estar en el mamo. pudriendose por todas las personas inocentes que mato no uno si no muchas veces. eso de la religion que cada quien lo mire desde su perspectiva. pero el general este es tan delincuente como cualquier roba gallinas.

  8. Anonymous

    Bueno, q haya muerto con una biblia no significa nada, si de verdad el se convirtio en cristiano, ni la religion ni Dios lo excluyen de las consecuencias de sus pecados. Lastima por Alvarez Martinez, pero mucha mas lastima por todos aquellos a los que les firmo su sentencia de muerte, es inhumana la manera en que fueron torturados. En el libro "Cuando las Tarantulas Atacan" escrito por Longino Becerra padre, me traumo solo pensar lo que le hicieron al hijo.. lo guindaron de una gancho para cerdos luego d varias torturas, de quebrarle los dientes, sacarle las uñas, pintarle el cabello para que el cuerpo no fuera reconocido, ademas el cadaver se redujo en tamaño porque estuvo metido en un horno!… Dios tenga piedad de ese tipo de mounstros porque como ser humano no se como podriamos tener piedad de el.

  9. yo

    El general gustavo Alvarez Martinez Partio con Dios, el no fue asesino, me consta, lo culparon, y para q lo sepan partio con dios,

  10. Anonymous

    en el tiempo del general todo iba bien, no habían pandillas violentas como ahora, menos robos, el comunismo fue frenado se respetaba mas, no habían huelgas donde quemaban autos incendian calles y locales comerciales, ojala y se levante otro general de la estirpe de Gustavo Âlvares Martinez.

  11. Anonymous

    Sr.Becerra? Le invito a que mejor lea la Biblia, mejor dicho que la luz del Espíritu Santo ilumine su corazón para que pueda comprender las cosas que evidentemente, juzgando por sus escritos no comprende. Es mi oración que Usted, llegue al conocimiento de Dios…se dará cuenta que todo lo que los pensamientos del hombre, inluso los que se dicen ser sabios, es insensatez para Dios. Por último sr. Becerra, le aseguro que no conoció de verdad a este ilustre hombre. Es fácil hacer leña del hombre caído, pero de la justicia divina NADIE se escapa, mas los que recibieron al Señor Jesucristo como su Señor y Salvador, ninguna condenación hay.
    No sea insensato, mejor busque la paz…Que Dios le ilumine.

  12. Anonymous

    Eso mismo le aconsejo daniel..hable con la verdad y tenga la decencia de buscarla primero de fuentes OBJETIVAS no permita que otras personas con propósitos mezquinos envenenen su corazón La respuesta está en Dios.
    si los hondureños buscaramos a dios de corazón nuestra patria fuera otra.

  13. SANTOS GARCIA

    ninguno de los que comentan saben lo que se vivio en esos yo tenia 13 años cuando estaba la guerra fria yo fui un revolucionario y estudiante que me gustava andar en estos relajos estudie en el aguila y en central de estos colegios los revolucionarios no digamos del INTAE Y LA UNAH yo relacione con muchos de los desaparecidos y fui detenido por este escuadron del ejercito por ser muy pequeño me soltaron nunca mire alvares martinez al que si mire fue wualter lopez cuando me volviron agarraron haciendo relajo y quebrando vidrios del ministerio de educacion y me llevaron alas fuerza aerea y mire cuando llevavan a un piloto de un elicoptero ruso fue cuando escuche a un soldado decir que el piloto fue asesinado por el general lopez siendo muy pequeño trafique con muchas armas y de alto poder la ultimo que ise fue sabotage ala planta elctrica de la torocagua el sr. becerra disculpe lo que boy a decir lo que no le comentaron como su hijo se involucro con la revolucion de nicaragua y ud. sabe mucho mas COFADEH le a sacado mucho dinero al estado de honduras y lo siguen haciendo
    mi comentario personal a qui no se estallo una guerra civil
    hay mucho por decir yo podria escribir un libro pero no lo hago por no ser adinarado hay muchos comunistas de ese tiempo que an hecho dinero viviendo del estado de honduras asi como MILTON GIMENES PUERTO, LOS REYNA, BERTHA OLIVA Y MUCHOS MAS QUE SE ME ESCAPAN SUS NOMBRES

Los comentarios han sido desactivados.